Eduardo Delgado

Escuelas particulares de San Luis Potosí, Ciudad de México, Guanajuato y Jalisco, sumaron las principales quejas registradas durante el mes pasado en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), reportó el titular de esa dependencia, Ricardo Sheffield Padilla.

En plena pandemia, expuso el funcionario federal en entrevista publicada este día en el diario Excelsior de la Ciudad de México, han recabado 307 quejas de enero a la fecha, por condicionar el pago para la aplicación de exámenes, incumplir con las horas clase o por aumentar el monto de sus colegiaturas.

“Por temas escolares son 307 quejas y de ésas hay 17 que se han presentado en el mes julio referentes a inscripciones y reinscripciones, principalmente en la Ciudad de México, Guanajuato, San Luis Potosí y Jalisco”, enunció.

De las recabadas el mes anterior, precisó, los padres de familia quieren que los colegios les regresen la inscripción porque sus hijos no van a seguir en ese colegio, y estos están obligados a devolver el cien por ciento de la inscripción o reinscripción, según sea el caso, cuando se los soliciten los tutores, explicó.

Durante la fase de inscripciones y reinscripciones, añadió, hay tutores que piden el reintegro de su dinero “porque hay colegios que venían dando por años, décadas, clases de manera muy tradicional, entonces ‘si a mí me vas a estar cobrando lo mismo por clases 100% virtuales, mejor me voy a un sistema 100% virtual, que los hay varios también, y puedo escoger cuál me conviene’”, abundó.

Según Sheffield Padilla, la contingencia sanitaria obliga a los padres de familia con sus hijos en escuelas privadas a considerar nuevas opciones educativas, toda vez que los colegios nunca han ofrecido educación virtual.

En internet, dijo, es posible encontrar “montones” de opciones, “o es más, me inscribo en la SEP, que tiene la educación virtual. El gobierno federal ofrece educación virtual gratuita y tiene más experiencia que privados”, añadió.