El campus de Zona Oriente de la UASLP se encontraba tomado desde el 10 de septiembre. Imagen tomada de Internet.

Angélica Campillo 

Luego de tres días de bloqueo de las instalaciones de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí por parte de un grupo de alumnos debido principalmente a la inseguridad que se ha presentado en los alrededores de los campus, este viernes 13 de septiembre por la tarde fue retirada la manifestación. 

Un estudiante de la UASLP recordó que el bloqueo que mantenían los alumnos en el campus oriente surgió luego de que el martes 10 de septiembre llegaron unas personas a la cafetería de aquella zona, tomaron un micrófono que había en el lugar e informaron que una compañera de la Facultad de Psicología había sido víctima de un intento de secuestro cuando se desplazaba sobre la avenida Rutilo Torres, a unos metros de la UASLP.

Agregó que, de inmediato, varios de los alumnos que se encontraban ahí, acudieron a este sitio, pero la joven ya no estaba en el lugar, e incluso al preguntar a las personas de los negocios cercanos, estos dijeron no haber visto el hecho.

Mencionó que posterior al intento de secuestro, integrantes de la Federación Universitaria Potosina (FUP) comentaron que llevaron a la alumna al Ministerio Público a que rindiera su declaración, y hay otras versiones que señalan que la trasladaron a su domicilio, mientras que otros aseguran que la vieron afectada y con lesiones, pero hasta el momento no se sabe con exactitud qué ocurrió inmediatamente después de esta situación. 

Dijo que no se duda del evento debido a la situación de inseguridad que se vive en San Luis Potosí, ya que a cualquiera le puede pasar, pero a los universitarios de la zona oriente de la UASLP les parece sospechoso que la movilización para exigir seguridad, que llevaron a cabo ese martes por la tarde los miembros de la FUP, en la cual bloquearon unas horas la avenida Venustiano Carranza, a la altura de Uresti y Reforma, fue muy rápida.

Indicó que la planilla ganadora de este año donde se eligió al presidente de la FUP, la ganaron los miembros Expresión Universitaria, y la alumna que intentaron secuestrar es la líder de ese grupo en la zona oriente, por lo que tal vez se movilizaron de inmediato.

Refirió que otras personas desacreditan la situación al señalar que fue un invento de los integrantes de la Federación, e incluso sus compañeras feministas de la zona oriente se deslindaron de la marcha ya que, dijeron, la FUP se está colgando de un tema sensible, como la inseguridad que sufren las mujeres, para fines políticos, pues carecen de legitimidad ante una gran parte del estudiantado y son conocidos como un grupo que organiza viajes y “comidas”, pero nunca se le han identificado como una representación activa que defienda los intereses de los universitarios.

Asimismo, señaló que, luego de ello, el miércoles 11 de septiembre, varios alumnos del campus oriente de la UASLP, que no pertenecen a la FUP, ni a ningún otro grupo, tomaron las instalaciones de la institución; añadió que al principio entraron a una asamblea, cada una en su Facultad: Psicología, Ciencias Sociales y Humanidades, así como Ciencias de la Información, y posteriormente realizaron una asamblea general en la que decidieron quedarse a dormir en el lugar, manteniendo el bloqueo para no dejar ingresar a los directivos de la Universidad. 

Durante el primer día de la toma del campus se presentó el secretario general de la UASLP, Anuar Kasis Ariceaga, para hablar con los alumnos, pero ellos no accedieron puesto que con quien querían dialogar era con el rector, Manuel Fermín Villar Rubio.

El mismo miércoles 11 de septiembre, por la noche, la UASLP emitió un comunicado respecto a la toma del campus zona oriente, en el que se mencionó que, si bien no estaba en sus manos garantizar la seguridad al exterior de las instalaciones, se sumaba a la petición de los manifestantes. Apuntó que una muestra del apoyo hacia la exigencia de los alumnos era que se encontraban realizando gestiones inmediatas y constantes con las autoridades municipales y estatales en materia de seguridad para la protección de la comunidad universitaria. 

Además, se recalcó que tanto las autoridades de la máxima casa de estudios potosina como los docentes y los representantes del alumnado habían solicitado dialogar con los voceros del movimiento, pero éstos no mostraban disposición para ello. 

Finalmente, los directivos de la Universidad señalaron que los que suscribían el posicionamiento reiteraban la invitación al diálogo a los manifestantes. El comunicado aparecía firmado por los directores de las tres facultades localizadas en la zona oriente de la UASLP, de los tres consejeros maestros, así como de los tres consejeros alumnos. Sin embargo, más tarde, a través de sus redes sociales, los representantes de los alumnos desmintieron estar de acuerdo con dicho posicionamiento y negaron haberlo firmado.

Cabe destacar que el mismo jueves por la mañana, integrantes de la FUP acudieron a manifestarse a las afueras del Palacio Municipal, encabezados por su presidente Óscar Patiño Sanjuanero, demandando seguridad al alcalde Xavier Nava Palacios. En ese sentido, el estudiante de la universidad cuestionó que no hayan acudido al Palacio de Gobierno, puesto que la UASLP tiene campus en las cuatro regiones del estado: “eso es algo muy sospechoso porque piden seguridad para todos los campus de la Universidad, y no todos se concentran en la capital”, apuntó.

A través de un documento, dieron a conocer que las actividades que llevarían a cabo los universitarios este viernes 13 de septiembre, durante el tercer día del bloqueo, en la zona oriente serían:

A las 10:00 horas realizarían la primera asamblea en la explanada de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades donde se daría lectura y discusión del pliego petitorio que se entregaría “como asamblea de Ciencias Sociales y Humanidades”.

A las 11:00 se llevaría a cabo la reunión de voceros y elaboración del pliego petitorio definitivo de la zona.

A las 14:00 horas se realizaría la lectura del pliego petitorio definitivo a toda la comunidad de estudiantes de la zona (por facultades, a cargo de sus respectivos voceros) el cual ya no sería sometido a discusión. Al final se abriría un espacio de diálogo acerca de las discrepancias ante el movimiento por parte de alumnos de la facultad. 

A las 16:00 horas dialogarían con el rector, a quien le darían a conocer el pliego petitorio, en presencia de toda la comunidad estudiantil, académicos y administrativos de la zona. Además, se indicó que no habría presencia de los medios de comunicación.

Alrededor de las seis de la tarde de este viernes, después de dialogar con el rector y con otras autoridades de la UASLP, los alumnos que desde el pasado miércoles 11 de septiembre mantenían bloqueado el campus oriente, se retiraron. Sin embargo, refirieron que en el transcurso de la siguiente semana darán a conocer los detalles sobre sus peticiones.