Astrolabio

rusia

 

Moscú, Rusia (02 de marzo de 2016).- Guiulchejra Bobokulova, originaria de Uzbekistán, acusada de decapitar a una niña y pasear con su cabeza por una estación de metro, cooperó con las autoridades  y confesó los detalles del crimen durante la reconstrucción de los hechos.

La niñera, al momento de su detención se encontraba bajo el efecto de un psicotrópico o de drogas sintéticas, según las autoridades,  por lo que fue imposible obtener una declaración.

Hoy Bobokulova dijo a la Policía que sus acciones estaban “dirigidas por una voz”, por lo que la obligaron a cometer el crimen.

La mujer estaba pasando por una situación difícil. Se había divorciado y fue privada de ver a sus tres hijos.

 

 

 

 

Se ríe, saluda y dice que “Alá se lo ordenó”.

Pese a la gravedad de su crimen, la niñera rusa sonrió, saludó a los periodistas y hasta bostezó durante su presentación como imputada del crimen ante la Corte de Moscú.

Al oír que la corte había dictaminado su reclusión preventiva en una celda,Guiulchejra Bobokulova dijo “estar de acuerdo” y se reservó su derecho a apelar. A la hora de salir de la sala, decenas de periodistas le preguntaron el porqué de su accionar a lo que respondió: “ Alá me ordenó matarla”.

Los investigadores del crimen, quienes tendrán hasta el 23 de abril para presentar todas las pruebas en contra de Guiulchejra Bobokulova, afirman que la detenida no actuó sola y que había unos instigadores implicados en el hecho, cuya identidad aún no se ha establecido.

La mañana del lunes Rusia quedó impactada por las imágenes de una mujer que blandía la cabeza de una niña. Ella estaba gritando voces terroristas en el metro de Moscú.

Se trataba de Guiulchejra Bobokulova, la niñera de la pequeña, a quien asesinó y decapitó en su vivienda y luego provocó un incendio.

 

 

 

Fuente: El Debate.

Leave a Reply

A+