Angélica Campillo

Se prevé que durante las próximas dos semanas San Luis Potosí se mantenga en semáforo naranja, de riesgo alto de contagio por COVID-19, dio a conocer la titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, sin embargo advirtió que, de continuar el alza de casos y hospitalizaciones, se contempla realizar recomendaciones a las autoridades para que restrinjan movilidad y distanciamiento social antes de los 14 días.

En rueda de prensa la funcionaria estatal refirió que, después de una revisión puntual que tuvieron con la Federación, la entidad potosina se mantendrá en color naranja del semáforo de riesgo COVID-19, a reserva de ser ratificado hoy por la tarde por parte del subsecretario de Prevención y Promoción en Salud, Hugo López-Gatell.

Rangel Martínez aseveró que San Luis Potosí está más cerca del color rojo, en razón del incremento tan importante que se ha tenido, tanto del número de casos como de hospitalizaciones por coronavirus, “si esto sucede tendremos que tomar acciones muy decisivas para disminuir movilidad y tener distanciamiento social, y esto implica tener que restringir diferentes espacios y actividades y tener qué resguardarnos en casa para cortar los contagios”.

Apuntó que la segunda situación relevante será que, si se observa riesgo aún en semáforo naranja harán recomendaciones al ejecutivo del estado para que en coordinación con todas las autoridades se puedan llevar a cabo acciones que permitan restringir movilidad y distanciamiento social, a fin de controlar la curva de contagios, “tenemos que hacerlo juntos, es una tarea de todos y la única manera de cortar y bajar esos casos es dejar de movernos, dejar de acudir a lugares aglomerados, dejar de hacer fiestas y actividades que no son esenciales y de inmediato solicitar atención médica en cuanto se tenga alguna sintomatología. Tenemos que evitar colapso de nuestro sistema de salud pero sobre todo, evitar muertes”.

Por su parte, el gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, comentó que aunque el semáforo tiene vigencia de 14 días, en este caso, dadas las tenencias al alza, el Comité Estatal de Seguridad en Salud ha solicitado que, si fuera necesario, antes del término de la vigencia del semáforo se tuviera que modificar la semaforización: “esta oleada se explica fundamentalmente por las fiestas decembrinas, son datos que corresponden razonablemente a estas fechas y estamos viendo los efectos… Y limitar la movilidad es la única manera como podemos, entre todos, generar un esfuerzo que nos permita ubicarnos en una condición de menor contagió, de menor necesidad de hospitalización y de menor letalidad. Apelamos a ese sentido de responsabilidad de todas las potosinas y potosinos, vamos a hacerlo en serio y vamos a tratar de ser muy responsables con estas cifras que se presentan el día de hoy”.