Astrolabio

Por Victoriano Martínez

La resolución del INE del Procedimiento Especial Sancionador UT/SCG/PE/MC/JL/JAL/141/2022 vuelve a exhibir la adicción de Ricardo Gallardo Cardona a la promoción personalizada y su poca tolerancia a abstenerse de violar la Constitución incluso cuando se le pone un marcaje más estricto a los servidores públicos con motivo de una veda, ahora por la revocación de mandato.

El extremo al que ha llegado Gallardo Cardona en su incursión a la violación constitucional con promoción personalizada lo ha colocado entre los personajes que aparecen en la relación de servidores públicos sancionados en la página de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Una sanción que debió aplicarle la Contraloría de la Cámara de Diputados por orden la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), emitida el 3 de agosto de 2021 por el cumplimiento de la resolución incidental dentro del procedimiento especial sancionador SER-PSC-20/2020.

La sanción se derivó de acciones de los tiempos en los que Gallardo Cardona aún se hacía promoción con miras a alcanzar la candidatura que lo llevaría al cargo gubernamental que hoy ostenta, por lo que antes que atender las resoluciones del INE, las litigaba como una forma de mantener vigente su propaganda.

Eran tiempos en los que, incluso, hasta retaba al máximo órgano electoral del país: “No importa que me sigan sancionando, yo seguiré ayudando”, fue su reacción en julio de 2020 a otra resolución de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE en la que lo sancionaba junto con otros 62 personajes.

Eran tiempos de violar la Constitución porque valía correr el riesgo: tenía fuero como diputado federal y una urgencia por mantener vigencia entre el electorado, además de construir una clientela electoral.

Hoy que ya alcanzó el objetivo por el que corrió aquellos riesgos, al grado de quedar registrado entre los servidores públicos sancionados por violar la Constitución, la abstinencia de la promoción personalizada no cede y quizá sin proponérselo como entonces, incurrió en la misma falta. Una reincidencia que aparentemente no agrava la sanción.

En la resolución del INE contra la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y 17 gobernadores por promoción personalizada dentro del periodo de la veda por el proceso de revocación de mandato, Gallardo Cardona aparece como el mandatario que incurrió en más mensajes de Twitter sancionado.

De los 13 tuits por los que el Partido Movimiento Ciudadano lo señaló por violar la veda, 11 resultaron procedentes y dos no. El INE ordenó eliminar los mensajes en un plazo de tres horas (ver páginas 146 a 157 de la resolución).

Gallardo Cardona esta vez no recurrió la resolución y para la noche de este martes los 11 tuits ya habían desaparecido. Los otros dos gozan de cabal difusión. Uno en el que pública una imagen de un ranking de gobernadores en el que aparece como el mejor evaluado, y el otro sobre la instalación del Consejo Consultivo Potosí.

El gobernador Gallardo Cardona tiene 11 semestres por delante para –en los largos periodos sin veda alguna– dar rienda suelta a su incontinencia por la promoción personalizada.

Ya será el nivel que le pretenda imprimir a sus aspiraciones plasmadas en su libro “Pigmalión en la Comunidad” el que marque el grado de reincidencia en la violación al párrafo octavo del artículo 134 constitucional, y si mantiene la obediencia que hoy exhibe ante una determinación del INE.

A+