Autoridades de salud de Nigeria y Arabia Saudita reportaron este miércoles más muertes de ciudadanos que se sospecha estaban infectados con ébola, y España dijo que aceptará a un paciente de África occidental, lo que aumenta las preocupaciones sobre la propagación del virus.

Nigeria reportó que una enfermera murió después de recibir tratamiento por haber contraído el virus en Liberia, y Arabia Saudita reportó que un hombre murió, aparentemente por el virus, después de un viaje a Sierra Leona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no confirmó inmediatamente estas muertes.

Un sacerdote español quien contrajo la enfermedad en Liberia será llevado a Madrid y se convertirá en el primer paciente de Europa con este brote, dijo el gobierno español.

El total de muertos en África occidental ha superado los 932 casos, según la última actualización de la OMS. El número supera los 887 reportados dos días antes y no incluye las últimas muertes en Nigeria y Arabia Saudita.

Casi todas esas muertes se han dado en Liberia, Sierra Leona y Guinea, donde se han reportado más de 1.700 casos, según la OMS. La agencia dijo que 108 nuevos casos fueron reportados entre el sábado y el lunes en esos países y Nigeria.

La enfermera nigeriana murió después de ayudar en la atención de un paciente de ébola, informó el Ministerio de Salud del país. La enfermera era parte del personal médico que trató a un hombre liberiano-estadounidense que había viajado a Nigeria y murió.

Ésta es la primera vez que un nigeriano muere tras contraer ébola, dijo este miércoles el Ministerio de Salud. Nigeria también ha confirmado otros cinco casos de ébola.

Fuente: CNN en español