1178978

Veracruz., (20 de marzo).- Los trabajos de Yoko Ono y su hijo Sean Lennon coinciden este año en Cumbre Tajín, la primera con su proyecto de paz Non Violence, mientras que el segundo buscará conquistar al público con su música.

Sean Lennon (hijo de Yoko Ono y John Lennon) y Charlotte Kemp Muhl, integrantes de The Goastt (The Ghost of a Saber Tooth Tiger) ofrecieron esta tarde una conferencia de prensa para dar a conocer sus impresiones de participar en el Nicho de la Música del Parque Takilhsukut.

Hemos tocado en la Ciudad de México, pero en Veracruz no, queremos ir a las pirámides (Zona Arqueológica del Tajín) y vamos a donde van nuestros amigos de The Flaming Lips van”, indicó Sean Lennon.

Este año, Cumbre Tajín logró un convenio con Non Violence Project, fundado por Yoko Ono, que tiene como finalidad exponer diferentes versiones de su logotipo, la pistola anudada, intervenidas por distintas personalidades a nivel internacional.

A próposito de la exposición montada por su madre, y si cree que el mensaje está llegando a las personas correctas ahora que se vive en una época de guerra, Sean indicó que todavía no ha podido recorrer la muestra.

Parece que la compañía de mi madre tuvo algo que ver, está muy padre, pero apenas vamos llegando y estamos haciendo esto”, apuntó Lennon durante la charla con los medios.

Como parte de Non Violence Project, se exhiben las obras de la propia Yoko Ono, de Ringo Starr y la artista Marcela Cárdenas, entre otras.

Respecto a que los músicos viven del sexo y las drogas, Sean Lennon apuntó que eso depende del punto particular de cada persona, además, expuso, que antes era mucho más fácil que la música influyera en la gente.

“Hubo muchos grupos como Chicago Seven, y ahora ya no hay porque el impacto ya no es el mismo… el mundo está más consciente por el Internet, tenemos más información, pero no veo a ningún artista actual siendo un líder, como lo fue Bob Dylan, John Lennon o Bob Marley, ahora no veo a nadie así”.

Fuente: Milenio.