Redacción

Mediante un comunicado dirigido a la opinión pública, la titular de la Secretaría de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, se defendió de los señalamientos de presunta corrupción que ha hecho la organización Ciudadanos Observando a través de su vocero, José Guadalupe González Covarrubias.

La funcionaria se dijo víctima de acusaciones, insultos, injurias e humillaciones y acusó al vocero de Ciudadanos Observando de intentar causar daño a su honra, a su persona y de poner en riesgo su integridad y seguridad, así como la de miembros de su círculo familiar.

“Como Secretaria de Salud de San Luis Potosí estoy y estaré siempre abierta al escrutinio de mi labor como funcionaria pública a la vez que seguiré trabajando incansablemente por cumplir como hasta ahora con mi compromiso de llevar la salud a todos los potosinos hasta el último rincón de nuestro estado; pero también como mujer, madre, hija, esposa y ciudadana, lucharé por defender mis derechos a no ser violentada y a ser respetada no solo por mi género, sino porque yo también actúo con respeto y sin violencia hacia los demás.”, se lee al final del comunicado.

Como respuesta, la organización Ciudadanos Observando también dio a conocer un comunicado en el cual criticaron a la titular de los Servicios de Salud por recurrir “al desgastado pretexto de violencia de género” ya que, aseguraron, ellos han criticado al gobernador, Juan Manuel Carreras y “no se cuestiona el género, se cuestiona al funcionario y los malos resultados”.

Consideraron que a Mónica Liliana Rangel Martínez pudo molestarle el haber dado a conocer que la Auditoría Superior del Estado y la Auditoría Superior de la Federación formularon observaciones “por más de 522 millones de pesos en la cuenta pública 2019”.

“Como mujer tiene nuestro respeto”, dijo la organización y afirmaron que sus investigaciones coinciden con las realizadas por otros medios y que cuentan con evidencia de que se adquirió medicamento para tratar el cáncer a la Comercializadora Ismalog, empresa que hasta la fecha no ha sido localizada.

“Si no quieren ser cuestionados, hagan un trabajo honesto, no utilicen empresas fantasmas, no obstruyan la transparencia, no acumulen observaciones y entiendan que son funcionarios públicos sujetos al escrutinio de sus mandantes”, dijeron al final del mensaje publicado en sus redes sociales.