slp1

Ciudad de México, (31 de Marzo).- En San Luis Potosí, el gobernador Fernando Toranzo deja un estado con inercias positivas —aumento de las exportaciones, baja de algunos delitos y reducción de la deuda pública; sin embargo, aún prevalece el limitado crecimiento económico, el desempleo y la pobreza laboral.

De acuerdo con el Semáforo Económico Electoral, elaborado por la organización México ¿Cómo vamos? y que comparte con Excélsior, San Luis Potosí irá a las urnas el próximo 7 de junio con el logro de que las exportaciones alcanzaron su máximo histórico como porcentaje del PIB, al pasar de 21.9% a 33%.

Otro punto a favor es que se redujo el saldo de deuda como porcentaje del PIB en 0.7 puntos porcentuales, al pasar de un saldo de 2.1% del PIB a uno de 1.4%.

No obstante, la entidad arrastra un mal desempeño en indicadores como el porcentaje de los trabajadores que no pueden alimentar a los integrantes de su hogar con los ingresos laborales.

Cabe destacar que la administración de Fernando Toranzo arrancó el sexenio con una opinión desfavorable respecto al desempeño de la economía, pues en el cuarto trimestre de 2009 tenía una calificación de 2.5, misma que creció a 8 en el tercer trimestre de 2010 y el primero de 2011. Sin embargo, paulatinamente fue cayendo hasta colocarse en 4 en los últimos trimestres de 2014.

Tal evaluación coincide con el peor periodo de crecimiento económico, que fue la segunda mitad de 2013 y la primera de 2014, cuando hubo crecimiento negativo.

Fuente: Excélsior