Astrolabio

Por Victoriano Martínez

Entre el 30 de octubre y el 31 de diciembre de 2021, los Servicios de Salud en el Estado (SSE) adjudicaron de manera directa y urgente compras por 401 millones 370 mil 651.87 pesos, sin mediar licitaciones a pesar de que, por los montos, en la mayoría de los 22 contratos que se asignaron debieron seguir otro tipo de procedimiento.

La asignación se da a través del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de los SSE que está integrado por 10 personas, dos de ellas son socios de la empresa Axioma Kusuri, denunciada por Interapas en 2019 por servicios médicos a precios inflados, además de aparecer entre las personas denunciadas por la Unidad de Inteligencia Financiera por un desvío de 724 millones de pesos.

Durante el primer trimestre del sexenio, el Comité de Adquisiciones se reunió en cinco ocasiones. La primera para su instalación y las cuatro restantes para determinar las 22 adquisiciones: una el 29 de octubre, tres el 28 de diciembre, 13 el 30 de diciembre y las cinco restantes el 31 de diciembre.

Adjudicaciones por sesión

Durante la sesión del 29 de octubre, sin mencionar a la empresa o empresas proveedoras, se adjudicó la “contratación de forma directa y urgente” del servicio de hemodiálisis en las unidades hospitalarias de segundo nivel para los últimos dos meses de 2021, por un monto de 5 millones 399 mil 48.42 pesos.

“Con el propósito de orientar los recursos públicos al logro de resultados, tener un mayor impacto en el bienestar de la población y utilizar más eficientemente el gasto público, resulta primordial contar con un manejo oportuno y de calidad para cada uno de los usuarios de nuestros hospitales, así como garantizar el apego al tratamiento…”.

“La salud renal y la lucha contra la enfermedad renal debe ser parte de la agenda de pendientes en el sector, ya que de no hacerlo apuntaría a seguir perpetuando un alto nivel de inequidad entre aquellos que tienen cobertura por parte de la seguridad social y aquellos que están fuera de ella”, se establece en el acta.

Se trata de dos expresiones con las que se justifica la contratación directa y urgente de las hemodiálisis en la sesión de octubre, pero que se repite prácticamente textual en la asignación de la contratación de hemodiálisis para todo el 2021 en el acta de la sesión del 28 de diciembre, en la que nuevamente se acuerda esa adquisición sin mencionar a los proveedores.

En el caso de las hemodiálisis adjudicadas el 28 de diciembre, la suma total fue por “un techo presupuestal de hasta por $37,777,993.77 (treinta y siete millones setecientos setenta y siete mil novecientos noventa y tres pesos 77/100 M.N.)”.

En la distribución de los recursos se asignaron 18 millones 483 mil 200 pesos al Hospital General de Ciudad Valles, 4 millones 55 mil 40 pesos al Hospital General de Rioverde, 6 millones 823 mil 410.59 al Hospital General de Soledad de Graciano Sánchez, 5 millones 529 mil 600 pesos al Hospital Básico Comunitario de Tamazunchale y 2 millones 951 mil 753.77 pesos al Hospital Central.

En la misma sesión del 28 de diciembre se asignaron de forma directa y urgente además compras por 3 millones 896 mil 659.62 pesos del servicio integral en las unidades de segundo nivel de bombas de infusión para terapia de infusión que se utilizarían durante el primer trimestre de este año.

También se asignó en esa ocasión la adjudicación del “servicio integral de osteosíntesis y endoprótesis para el periodo comprendido del 01 de enero de 2022 al 31 de marzo de 2022, con un techo presupuestal de hasta por $11,672,434.37”.

En la sesión del 30 de diciembre fue cuando se asignó la mayor parte del monto de las adjudicaciones del último trimestre de 2021: se asignaron 13 contratos a 12 empresas por un monto acumulado de 226 millones 349 mil 653.45 pesos.

A cinco empresas se les contrató por medicamentos y pruebas para detectar el covid-19 por un monto acumulado de 55 millones 943 mil 810 pesos; otras dos fueron contratadas para proporcionar material para el mantenimiento de los equipos médicos del Hospital Central por un acumulado de 4 millones 775 mil 262.99 pesos.

Cuatro empresas se contrataron para adquirir equipo médico e instrumental para las unidades de salud por un monto acumulado de 104 millones 961 mil 41.53 pesos; para material de curación se contrataron dos empresas por un monto acumulado de 52 millones 746 mil 786.93 pesos y una empresa más fue contratada por vehículos y equipos terrestres por 7 millones 922 mil 752 pesos.

El 31 de diciembre se asignaron contratos por 116 millones 274 mil 832.24 pesos a cinco empresas, por servicios que van de seguridad y vigilancia, aseo y limpieza, seguros vehiculares y servicios de contabilidad y nómina.

Lo adquirido

El insumo con el mayor monto de adquisiciones fue el equipo médico e instrumental para las unidades de salud que acumuló un monto por 104 millones 961 mil 41.53 pesos asignados a cuatro empresas.

A Gexce Orthopedic S.A. de C.V. un contrato por 1 millón 914 mil pesos; a Tecnologías EOS Medical S.A. de C.V. por 25 millones 66 mil 953.47 pesos; a Polar Hospitalaria S.A. de C.V. por 28 millones 757 mil 502.28 pesos, y a Derimex S.A. de C.V. por 49 millones 222 mil 585.78 pesos.

Por el monto, siguen los servicios de seguridad y vigilancia, para lo que se determinó contratar a la empresa Soluciones Integrales Logo y Mora S.A. de C.V. por un monto de 57 millones 315 mil 600 pesos, seleccionado entre varias propuestas económicas y técnicas durante la sesión del Comité de Adquisiciones el 31 de diciembre.

Entre la justificación de la necesidad de esa contratación se menciona un incidente ocurrido la madrugada del 1 de diciembre en las instalaciones de las oficinas centrales de los SSE “en el cual se vio afectado el patrimonio de esta institución, así como la integridad física de los elementos de seguridad que resguardan  dicho inmueble, atribuible a la falta de preparación y capacitación”.

El incidente fue reportado por varios medios de comunicación como un hecho en el que se frustró el robo de un cajero automático y en ningún caso se menciona que haya habido personal lesionado.

El 30 de diciembre se adjudicó la compra de medicamentos y pruebas la detección de SARS-COV-2 por 55 millones 943 mil 810 pesos a las empresas Comercializadora Arvien S.A. de C.V. por 4 millones 609 mil 410 pesos, Cobermedic Distribuidora S.A. de C.V. por 3 millones 960 mil pesos, a Derimx S.A. de C.V. por 28 millones 814 mil 400 pesos, y a Losung Soluciones en Logística Comercialización y Construcción S.A. DE C.V. por 18 millones 560 mil pesos.

Entre las pruebas Covid adquiridas se encuentran las 180 mil de antígenos (pruebas rápidas) que se utilizaron a principio de año y se aplicaron de manera gratuita en distintos puntos de la ciudad, además de 20 mil pruebas PCR.

Para medicamentos y material de curación para continuar la operación del Hospital Central y el Hospital del Niño y la Mujer se asignaron dos contratos que suman 52 millones 746 mil 786.93 pesos; 48 millones 741 mil 568.88 pesos a la empresa Emerson del Bajío S.A. de C.V. y 4 millones 5 mil 218.05 pesos a Distribuidora Disur S.A. de C.V.

Servicios de Aseo y limpieza se asignaron a Servicios Comerciales Lozam S.A. de C.V. por un monto de 50 millones 175 mil 800 pesos. La siguiente adquisición que sigue en monto es el caso de las hemodiálisis que sumaron 43 millones 177 mil 42.19 pesos.

El resto de las asignaciones fueron vehículos y equipos terrestres por 7 millones 922 mil 752 pesos, seguros vehiculares por 7 millones 113 mil 576 pesos, mantenimiento de cuidados intensivos y urgencias del Hospital Central por 4 millones 775 mil 262.99 pesos, servicio Integral de bombas de infusión por 3 millones 896 mil 659.62 pesos, servicios de contabilidad por 1 millón 129 mil 790.24 pesos y servicios de nómina por 540 mil 96 pesos.

De acuerdo con la Ley de Adquisiciones del Estado, las asignaciones directas sólo se pueden otorgar “en aquellos casos en que de cuya resolución inmediata y expedita dependa la preservación del orden social, la continuidad en la prestación de los servicios públicos, la economía, la salubridad, la seguridad pública, el ecosistema de una región, así como en los casos de siniestros o desastres producidos por fenómenos naturales que requieran atención emergente”.

Las adjudicaciones directas y urgentes incurren además en faltas a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios Públicos federal y a su reglamento.

Aunque fuentes consultadas aseguraron que las empresas a las que se asignaron los contratos no aparecen en el padrón de proveedores, el dato no fue posible confirmarlo porque ni los SSE ni la Oficialía Mayor publican el listado.

El más reciente que se pudo consultar fue el padrón publicado en junio de 2021 por los SSE, en el que sólo aparecen dos de las 17 empresas a las que se asignaron compras.

El factor Axioma

Además de lo irregular de las asignaciones directas, en el Comité de Adquisiciones de los SSE se observa un elemento que arroja dudas adicionales sobre la motivación real al recurrir al argumento de la urgencia: la presencia de dos socios de la empresa Axioma Kusuri, que enfrenta una denuncia del Interapas en la que se estimó un fraude por 249 millones de pesos.

La denuncia contra la empresa Axioma forma parte de las 11 demandas que presentó la administración municipal 2018-2021, encabezada por Xavier Nava Palacios, en contra del ex alcalde Ricardo Gallardo Juárez.

Se trata de Juan Carlos Jiménez Rivera, director de Planeación, Evaluación y Proyectos Especiales, y de Juan Carlos Negrete Ayala, director de Atención Médica. Un contralor de una dependencia estatal consultado consideró que se trata de dos puestos claves, porque uno es el que determina los requerimientos en tanto que el otro quien aplica lo adquirido.

En sus currículos publicados en el portal de los SSE, sólo Jiménez Rivera reporta su relación con la empresa Axioma Kusuri, al señalar que se desempeña como director médico de la clínica particular Axioma Centro Médico en la Unidad de Cirugía y Hospitalización durante el periodo “junio 2013 – actualmente”.

En el caso de Negrete Ayala menciona en su currículo que se desempeñó director de Servicios Médicos en el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez de enero de 2019 a septiembre de 2021.

El 11 de mayo de 2021, Negrete Ayala tramitó un juicio de amparo que se turnó al Juzgado Cuarto de Distrito con el número de expediente 436/2021 contra el bloqueo de cuentas bancarias y la inclusión en la lista de personas bloqueadas.

La relación de ambos funcionarios con la empresa Axioma Kusuri también aparece en la denuncia que presentó el 14 de agosto de 2020 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en contra de 20 empresas y 19 personas relacionadas con las administraciones municipales de Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí encabezadas por Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona.

En la denuncia, Axioma Kusuri aparece con el número 2 en el listado de las empresas señaladas, en tanto que Negrete Ayala aparece con el número 4 y Jiménez Rivera con el 6 en la lista de personas físicas señaladas.

La denuncia presentada por la UIF ante la Fiscalía General de la República es un expediente que aún sigue abierto y sobre el que en los últimos días se comentó que forma parte de los asuntos que tiene en la mira Pablo Gómez, actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera.

“Sabíamos que íbamos a ser observados”: Acosta Díaz de León

Daniel Acosta Díaz de León, titular de los Servicios de Salud en el Estado, reconoció que las asignaciones que se hicieron en las primeras sesiones del Comité de Adquisiciones presentan irregularidades en el procedimiento y aseguró que se dieron de esa forma porque no tuvieron otra alternativa, pues estaba de por medio tener que regresar los recursos a la Federación.

“Era una situación donde teníamos las necesidades y si no hacías uso del recurso lo tenías que devolver a la Federación”, dijo.

Mencionó como ejemplo el caso de los fondos para la compra de medicamentos por cerca de 90 millones de pesos que les llegaron a las tres de la tarde del 30 de diciembre, por lo que se tuvieron que tomar rápidamente las determinaciones, que fueron decisiones “consultadas con nuestras autoridades”.

“Sabíamos que ante cualquier instancia que fueran fiscalizadas, una auditoría, ya sea la Superior de la Federación o del Estado o el mismo Órgano de Control Interno, íbamos a ser observados, pero por eso tratamos de hacer expedientes que fueran claros y transparentes y con una justificación”, explicó.

Mencionó que en el caso de las compras de pruebas Covid la urgencia se justificó porque se esperaba que la cuarta ola de la pandemia provocara una contingencia mayor a la que se presentó.

Aun así se aprovechó para adquirir pruebas PCR con caducidad para 2022 y 2023, con el objetivo de que se pudieran aprovechar y no fueran a acumularse como elementos caducos como ocurrió durante la administración anterior.

Reconoció que en varios de los casos de compras asignadas que tienen que ver con servicios como las hemodiálisis, la adquisición de medicamentos y servicios de mantenimiento de equipos, se trata de compras que se pueden programar y dan oportunidad de cubrir el procedimiento que marca la legislación aplicable.

Acosta Díaz de León dijo estar enterado de la participación de Jiménez Rivera y Negrete Ayala en la empresa Axioma Kusuri.

“El principal propósito a partir de este año, que no es tan fácil, es que los siguientes procesos se empiecen a llevar ya mediante una ley de adquisiciones gubernamentales. No es justificación, pero al menos de mi parte ese propósito existe, efectivamente los dos doctores son parte del equipo, y no nomás de mi equipo sino del señor gobernador y están incrustados aquí en la Secretaría”, dijo.

Comentó que con relación a las adjudicaciones sólo tiene la preocupación normal de quien está al frente del manejo de un fondo de más de cuatro mil millones de pesos para atender los servicios que deben prestar los SSE.

“Que me incomode (la presencia de los socios de Axioma en el Comité de Adquisiciones) no. Hay decisiones que deberían ser del titular y hay muchos involucrados, por ejemplo en cuanto a adquisiciones de gobierno, pues a veces uno no participa totalmente en eso, pero internamente hasta ahorita no ha habido una intervención que me diga a mí no tomes esa decisión.

“A mí me dijeron doctor opera todo lo que necesites en la Secretaría en cuanto a servicio, en cuanto a atención a la población y administrativamente vamos a buscar que esté todo lo más claro y transparente”, mencionó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
A+