Angélica Campillo

El Comité Estatal para la Seguridad en Salud informó que, hasta este 25 de marzo, 18 personas han sido confirmadas con Coronavirus en San Luis Potosí y adicional a ello se registró el deceso de uno de estos pacientes quien contaba con 70 años. Todos estos casos han sido importados o asociados a importación y con residencia en la capital potosina.

El director de Salud Pública de los Servicios de Salud de Gobierno del Estado, Miguel Ángel Lutzow Steiner declaró que, de acuerdo al último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel internacional se han registrado 372 mil 757 casos confirmados de Coronavirus en 194 países, así como 16 mil 231 defunciones, lo que representa una tasa de letalidad del 4.4 por ciento. Destacó el incremento de dispersión de COVID-19 en Estados Unidos que hasta es de 54 mil 453 casos.

Refirió que, hasta ayer martes 24 de marzo a las 19 horas, de acuerdo a datos de la Secretaría de Salud Federal, México registra un total de 405 casos confirmados de COVID-19, 38 más que el día anterior, y hay mil 219 casos sospechosos; además, hasta ayer se habían registrado cinco defunciones: tres en la ciudad de México, una en Durango y la otra en Jalisco; cuatro son hombres y una es mujer, sin embargo, el día de hoy por la mañana se sumó la muerte de un hombre de 70 años de la capital potosina, quien tenía enfermedades crónicas que influyeron y agravaron su salud.

Agregó que, en San Luis Potosí, en total se han aplicado 158 pruebas para detección de Coronavirus, de las cuales 137 han sido casos descartados, 18 han resultado positivos y 3 más se encuentran en espera de resultados.

Manifestó que los seis fallecimientos de pacientes con Coronavirus es un recordatorio de que esta enfermedad es grave, tiene consecuencias y se deben de reforzar las medidas básicas de prevención y de sana distancia para reducir el daño que puede tener esta enfermedad. Asimismo, se tienen que proteger y cuidar a las personas adultas mayores y personas con factores de riesgo.

Por separado, la titular de los Servicios de Salud de Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez adelantó que se al entrar en una fase 2, en San Luis Potosí se contempla establecer medidas “muy contundentes” porque la epidemia ya no podría tener un control, aunque recordó que primero se debe asegurar la aplicación de medidas preventivas y de sana distancia.

Recomendó a las personas que no tengan motivo para salir, quedarse en casa y si tienen necesidad de acudir a hacer compras, que únicamente vaya una persona; añadió que quienes salgan a trabajar, al llegar a casa deben cambiarse de ropa. Asimismo, dijo que debe haber aislamiento estricto de adultos mayores y se tiene que evitar el contacto directo con ellos.

Recalcó que, lo más importante para cortar la epidemia es el distanciamiento social, y si no se administra el sistema de salud se puede desbordar y se tendría una situación compleja como ha ocurrido en otros países.