Antonio González Vázquez

En el día del IV Informe del gobernador Juan Manuel Carreras López, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer datos de Incidencia Delictiva del Fuero Común, y con ello se refrenda el hecho de que San Luis Potosí sufre una espiral de violencia. Al cierre de agosto, en la administración del priísta, sumaron  tres mil 32 víctimas de homicidio.

En agosto hubo 79 víctimas mortales, 44 de las cuales se clasifican como dolosos.

De enero a agosto, 311 son víctimas de homicidios dolosos. En 244 de esos crímenes, se utilizaron armas de fuego.

En ese mismo lapso, se acumulan cinco mil 23 víctimas de delitos diversos como homicidio, secuestro, tráfico de menores, rapto, contra la libertad personal, extorsión, corrupción de menores, trata de personas, y otros delitos contra la sociedad.

En agosto no se reportan víctimas de secuestro, en cambio, da cuenta de tres feminicidios. De enero a agosto son 20 secuestros y 19 feminicidios.

De acuerdo con el reporte del Secretariado, en ese mismo mes se denunciaron cuatro mil 665 delitos; con ello, de enero a agosto sumaron 35 mil 39 denuncias ante el Ministerio Público.

En cuanto a los delitos contra el patrimonio, en agosto hubo dos mil 367 denuncias; en los primeros ocho meses del año se acumularon 17 mil 329 denuncias.

El robo se mantiene como la principal actividad delictiva: en agosto fueron mil 550 y de enero a agosto sumaron 10 mil 966.

Durante el mes de agosto los delincuentes robaron en 162 casas, se apoderaron de 371 vehículos, despojaron de sus pertenencias a 79 transeúntes en la vía pública y entraron a robar en 167 negocios.

De enero a agosto el robo de vehículos alcanzó dos mil 607 unidades, mil 160 casas y mil 82 negocios.

En su cuarto informe, el mandatario no ofreció cifras de incidencia delictiva y se limitó a decir que esa asignatura es un reto para su gobierno.