Alejandro Rubín de Celis

Un elemento jurídico crucial que la autoridad ha dejado de lado podría echar abajo el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano (PMOTDU) y el Programa de Desarrollo del Centro de Población (PDCP), que están a unos días de ser sometidos a votación en el Cabildo de San Luis Potosí.

Campaña de grupos ambientalistas contra la aprobación de programa territorial y de población

Se trata del Área Natural de Protección al Paisaje y de Recarga (AN-PPRE) así como del Área Natural de Protección de la Cuenca Hidrológica (AN-PCH) que forman parte del Plan del Centro de Población Estratégico San Luis Potosí – Soledad de Graciano Sánchez, expedido en el año 2003.

En respuestas masivas, con el mismo texto, entregadas a participantes en la consulta pública que pedían a la autoridad municipal ratificar el estatus del AN-PPRE y del AN-PCH e incluirlas en su momento en la poligonal del Área Natural Protegida (ANP) federal ─aún pendiente─ a fin de evitar la urbanización en una parte de la Sierra de San Miguelito (SSM) con el proyecto Cañadas, el director del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), Fernando Torres Silva, contestó que la petición era improcedente dado que ese organismo descentralizado no tiene facultades para decretar áreas naturales, cuando las que se mencionan arriba forman parte de un ordenamiento de carácter municipal. En otras respuestas, el funcionario reconoció que el IMPLAN no entró al estudio de ninguna de las dos áreas, lo que representa una omisión deliberada y admitida.

Una prueba de la defensa del Área Natural de Protección al Paisaje y de Recarga sucedió en 2012 cuando Luis Nava Calvillo, titular de la SEDUVOP y padre del alcalde Xavier Nava Palacios, envío el oficio DT-0039/2012 al Comisariado de Bienes Comunales de la comunidad de San Juan de Guadalupe, con la siguiente aclaración: “… EN EL CASO QUE NOS OCUPA, LOS TERRENOS DE LA COMUNIDAD QUE SE ENCUENTRAN AL SUR DEL PERIFÉRICO ROCHA CORDERO, ESTÁN CLASIFICADAS COMO NO URBANIZABLES CON LAS CLAVES: AN-PPRE AREA NATURAL DE PROTECCIÓN AL PATRIMONIO PAISAJÍSTICO Y DE RECARGA Y AN-CE ÁREA DE CONSERVACIÓN ECOLÓGICA, ES DECIR, QUE NO PUEDEN SER OBJETO DE LA CONSTRUCCIÓN DE DESARROLLO HABITACIONALES CUALQUIERA QUE SEA SU CLASIFICACIÓN (sic)…”.

En la versión del PMOTDU que circuló previo al inicio de la consulta pública, no aparece una sola referencia a estas áreas y los grupos ecologistas sospechan que tampoco aparecerán en la versión final pues fueron sustituidas por las llamadas Unidades de Gestión Ambiental Municipal (UGAT´s), que favorecen los intereses de los desarrolladores en la Sierra de San Miguelito.

De acuerdo al principio jurídico de progresividad ─es decir que los derechos deben evolucionar, no retroceder─, el decreto que mantiene vigentes el AN-PPRE y el AN-PCH no puede derogarse, toda vez que no se ha convocado a una consulta pública ni se ha hecho un estudio que justifique su desaparición. De manera que si el Programa es aprobado por el Cabildo sin tomar en cuenta estas áreas, el asunto podría terminar en tribunales.

Los equipos de abogados que trabajan con los grupos ambientalistas han detectado  presuntas violaciones a distintas normas jurídicas, tanto en la versión que ha circulado sobre el PMOTDU ─que no es la definitiva─ como en la respuesta que el IMPLAN dio a ciudadanos y las que dio a desarrolladores inmobiliarios. En cuanto a estos últimos, en un caso de los de mayor impacto con folio 200634, declaró procedente parcialmente el planteamiento de “Integralidad y viabilidad técnica y jurídica del proyecto de alto impacto “Las Cañadas” presentación de proyecto integral y análisis finales” (sic), y en otro caso, también de alto impacto, con folio 100399, declaró procedente el planteamiento “Técnico-jurídico de la modificación de la UGAT 26 Las Cañadas” y el “Enfoque ecosistémico de Las Cañadas”.

Desde hace semanas, los representantes legales de activistas anti urbanización despliegan estrategias y acciones tendientes a evitar la aprobación del PMOTDU y del PDCP que se estima serán sometidos a votación en el Cabildo en los próximos días. Por su parte, la diputada federal morenista, María Luisa Veloz, solicitó el martes pasado en tribuna la intervención de la Cámara de Diputados para evitar la afectación de la Sierra de San Miguelito e hizo varias propuestas de acción, entre ellas demandar que se postergue la votación de los programas hasta después de que la federación haga la declaratoria de nueva Área Natural Protegida de la SSM  ─que de acuerdo a versiones extraoficiales podría hacerse pública algún día de la semana entrante─.

Los integrantes de comisiones unidas del Cabildo lo deben pensar dos veces antes de aprobar los programas, pues podrían ser denunciados ante los órganos jurisdiccionales competentes y señalados por la opinión pública como contrarios al interés general pese a su carácter de representantes de la sociedad. Más aún si la aprobación también se da en la sesión de Cabildo, pues ese cuerpo edilicio podría ser sujeto de juicio político y hasta de desaparición de poderes, según abogados de los defensores de la sierra.

Son tiempos de decisiones trascendentales, en realidad son días contados para definir el futuro de una zona ecológica vital para la ciudad. Los riesgos de dejar de contar con parte de una zona que proporciona equilibrios fundamentales al ecosistema local y que ofrece servicios medioambientales indispensables para la población, son enormes ─entre ellos nuevas y más caudalosas inundaciones, mayor escasez de agua, deforestación, falta de oxigenación del aire que respiramos, impacto al paisaje y al ecosistema de la presa Cañada de Lobo, y un largo etcétera─.

Los grupos ambientalistas han hecho grandes esfuerzos para evitar una mayor depredación a la Sierra de San Miguelito y las graves consecuencias que ello acarrearía, lo han hecho por el bien de todos y no para privilegiar el interés económico de unos cuantos. Ahora, más que en muchas otras ocasiones, requieren del respaldo de la sociedad, que no debe dejarlos solos.

En redes sociales hay varias cuentas relacionadas con la protección de la SSM. Ahí se puede encontrar mucha información y las acciones que realizan estos grupos. En Facebook se les puede buscar como: Comunidad de San Juan de Guadalupe en Resistencia, Guardianes de la Sierra de San Miguelito, La Sierra de San Miguelito somos todos. En Twitter en la cuenta: @guardianes_san @Univerodelroc2.