Astrolabio

Abelardo Medellín

San Luis Potosí tiene “necesidades importantes” tanto materiales como de personal en el sector salud, reveló el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, durante la sección “El Pulso de la Salud” en la conferencia matutina del Gobierno Federal.

El director del IMSS presentó esta mañana los datos correspondientes al levantamiento de información que, en la entidad potosina, se realizó en 303 unidades médicas de primer nivel, 13 de segundo nivel y dos de tercer nivel.

Según los datos recogidos, San Luis Potosí tiene un déficit de mil 63 médicos, mil 62 enfermeras y 190 paramédicos, lo cual da un total de mil 770 profesionistas que hacen falta en este sector.

En lo referente a infraestructura, Zoé Robledo reveló que al estado le hacen falta ocho unidades de cuidados especiales neonatales, cuatro espacios de urgencias, 31 consultorios, 16 peines para laboratorios, una residencia médica y 13 ampliaciones de módulos de especialización.

Durante el informe se reveló que las unidades médicas de segundo y tercer nivel, en al menos 18 tipos distintos de equipamientos, entre los que destaca un déficit de 33 lámparas quirúrgicas de doble led y una falta de 41 carros rojos con equipamiento completo.

En total, tanto en primer como segundo y tercer nivel, hacen falta más de 2 mil 900 equipos que van “desde fono detectores de latidos fetales hasta estetoscopios”, según comentó Robledo Aburto.

De acuerdo con un comunicado, el levantamiento de información forma parte del “proceso de transformación de los servicios estatales de salud al programa IMSS-BIENESTAR”, que hasta hoy ha avanzado en las acciones de “contratación de personal, infraestructura y equipamiento en los estados de San Luis Potosí, Tlaxcala, Nayarit, Colima y Sonora”.

Salud
A+