Abelardo Medellín

“No es fácil el camino en materia económica que vamos a transitar, pero estoy convencido que San Luis Potosí tiene las condiciones para que, con su madurez industrial, logre recuperarse en este año de la brutal caída que tuvimos de más del nueve por ciento del PIB en 2020”, dijo el l presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Julio Cesar Galindo Pérez.

El empresario comentó que, a pesar de que la crisis sanitaria del COVID-19 socavó el crecimiento económico estatal en el 2020, en este año existen tres elementos que podrán permitir una recuperación económica importante.

“En primera, que siempre el primer trimestre de un año presenta un proceso cíclico de contrataciones”, y en este sentido explicó que los primeros meses de un año se han caracterizado por las plazas laborales que se abren para los trabajadores, oportunidad que deberá ser aprovechada y que permitirá “arrancar nuevas líneas de producción, ya que habrá nueva oferta de empleo y habrá necesidad de contratar a colaboradores y trabajadores”.

“Número dos, hay un cambio de la administración en el gobierno de Estados Unidos”, y la salida de Donald Trump y entrada de Joe Biden el próximo 20 de enero, puede significar, según Galindo Pérez, una oportunidad para aprovechar la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, mismo que podría ayudar al crecimiento de toda la zona del Bajío.

“Y la tercera, muy importante y que tiene que ver con el tema electoral y político, es que debemos de hacer mucha conciencia y razonamiento de qué San Luis queremos”, agregó.

Valoró que la elección de gobernador puede convertirse en un parteaguas que envíe un poderoso mensaje a los mercados e inversionistas, el cual dependería del proyecto por el que voten los potosinos.

“Lo que nos corresponde decidir es qué queremos para el estado a corto, mediano y largo plazo, y eso convertirlo en una importante participación ciudadana en este proceso electoral […] esto para que sigamos en el camino del crecimiento, de la inversión, de traer inversión extranjera directa, de que se siga generando una economía fuerte y se realicen obras de infraestructura”, agregó el presidente de Coparmex.

Asimismo, consideró que existen dos escenarios de recuperación económica en el 2021: el pesimista y el optimista.

En este sentido, refirió que “el escenario optimista es que tengamos una recuperación de nuestro producto interno bruto del 3 por ciento, 3.4 por ciento, que de hecho va de acuerdo a los pronósticos que tiene el Banco de México, grupos financieros importantes, el Banco Mundial y demás […] que el primer trimestre recuperemos el empleo que teníamos al 28 de febrero del 2020 y de ahí tiene runa comportamiento de un mercado interno más dinámico y productivo”.

“El escenario desalentador es que se sigan mandando señales de incertidumbre política, de que no tenemos un estado de derecho que se respete, que estas señales de desconfianza que manda todos los días el Gobierno Federal en la destrucción de organismos autónomos y que genera desconfianza se siga dando; es un escenario peligroso […] que se siga diciendo que habrá desaparición de elementos como el ‘outsourcing’, que es una herramienta importante para muchas empresas, nosotros queremos que la regulen, pero desaparecerla es poner en riesgo casi 4.6 millones de empleos; ese es el escenario peligroso, donde se vulnere la autonomía del banco de México o quieran desaparecer el Instituto Federal de Acceso a la Información […] señales que ponen nerviosos a quienes invierten y generan empresas”, concluyó.