Jaime Nava

El Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez tuerce la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado para mantener ocultos los montos pagados y los nombres de los proveedores de las 25 mil mochilas y  paquetes de útiles escolares que han repartido en los últimos meses en colonias de ese municipio.

Aunque la ley los obliga publicar y actualizar mensualmente toda la información relacionada con programas sociales, así como el padrón de beneficiarios, la administración soledense únicamente simula que cumple con la ley al publicar, en algunos casos, un resumen de sus programas.

De acuerdo con la información consultada por Astrolabio Diario Digital, el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez cuenta con ocho programas sociales: “Estímulos a la educación primaria”, “Estímulos a la educación secundaria”, “Apoyo alimentario”, “Apoyo adulto mayor”, “Apoyo madres solteras”, “Apoyo invernal”, “Purificadoras” y “Regreso a clases útiles escolares”, de los que, a pesar de que no se conocen los montos erogados por cada uno de ellos, se sabe que para los primeros siete se tiene destinado un presupuesto de 80 millones 757 mil 653 pesos.

Sin embargo, del programa “Regreso a clases útiles escolares” no se conoce ni el monto presupuestado ni los pagos efectuados a los proveedores de las 25 mil mochilas y útiles escolares que la administración soledense afirma haber entregado, según consta en un documento disponible a través del siguiente enlace: https://www.municipiosoledad.gob.mx/pdf/transparencia/19_fraccionXXII/infraestructura/regreso_clases_utiles/utiles_2018-2021.pdf

Dicho documento también menciona los requisitos que deben cumplir los habitantes de ese municipio para recibir una mochila, lapicera, libretas profesional, borrador, sacapuntas, tijeras escolares, bicolor, colores, juego de geometría, diccionario, resistol, lápices y calculadora, como son: “Solicitud, copia de comprobante de domicilio, INE del padre o tutor, carta de agradecimiento y residir en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez.”

A través de la Plataforma Nacional de Transparencia, con el número 01365319, un usuario identificado como Ciudadanos Observando, AC, solicitó al Ayuntamiento los nombres de los proveedores de mochilas y útiles, así como las copias de las facturas y los contratos celebrados con ese fin. Como respuesta, se le dijo al peticionario que la información únicamente se le pondría a su disposición para ser consultada de forma directa, es decir, en las oficinas de la Dirección de Infraestructura y Fortalecimiento Municipal, “en el entendido que las primeras 20 fojas serán gratuitas, y por el resto deberá de realizarse el pago correspondiente”.

El pago de una cantidad no determinada para consultar la información directamente es una violación a la ley, toda vez que la consulta de los documentos en oficinas es una de las modalidades gratuitas; además, se condicionó la información a la presentación de una identificación, con el argumento de “levantar constancia de la entrega”; aunque en realidad se trata de una argucia a la que recurren con frecuencia para evadir obligaciones en materia de transparencia cuando les solicitan información a nombre de personas morales o seudónimos.

Finalmente, el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez argumentó que no podía enviar los documentos de manera electrónica debido a que sólo obran de forma impresa y a que “el procesamiento de la información solicitada sobrepasa las capacidades técnicas de esta Dirección, toda vez que no se cuenta con el personal ni equipo necesario para llevar a cabo la digitalización de todos los documentos generados”. Argumento insostenible considerando que la ley los obliga a publicar cada mes y de forma digital la información sobre egresos, proveedores, programas sociales, contratos, facturas, etcétera.