El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital.

Cazar selfies con el personaje de moda puede llegar a ser hasta divertido; pero a hacerlo para promoverse como candidateable a la gubernatura resulta patético. El resultado es una imagen que exhibe las ansias de quien caza esa selfie, al grado de recurrir a hacerla circular con propósitos engañabobos, que los habrá. Tal vez por eso los reporterillos de Astrolabio se imaginaron el nuevo decorado de la oficina del alcalde Gilberto Hernández Villafuerte.

Amnesia con gallardía en Palacio Nacional