Por: Samuel Estrada/ San Luis Potosí, México (5 de mayo de 2015).- El ex diputado y activista Tomás Rosales López volvió a colocar mantas en distintos puntos de la Plaza de Armas, en donde acusa al ex Secretario General de Gobierno y candidato a una diputación federal Cándido Ochoa Rojas y a el delegado de la Profeco en San Luis Potosí, José Luis Ruíz Contreras, de ser los culpables de la impunidad que gozan los presuntos asesinos de su hijo.

El hijo del activista, Pedro Pablo Rosales Zapata, fue levantado y asesinado en el año de 2011, en el municipio de Villa Hidalgo, posteriormente fueron detenidos los presuntos responsables de los hechos, sin embargo de forma inexplicable fueron dejados en libertad.

En esta ocasión, Rosales López recalcó que mientras tenga fuerza, el seguirá manifestándose e “incomodando” personas, ya que la vida de su hijo lo vale y es injusto que se quede en la impunidad, por el contubernio entre las autoridades y los delincuentes según manifestó.

Leave a Reply