UCL_1913875b

Ciudad de México (22 de agosto de 2015).- Trabajar demasiado no sólo no aumenta la productividad, sino que además entraña un peligro mortal para la salud. Trabajar 55 horas semanales o más, aumenta el riesgo de sufrir un infarto o algún otro tipo de enfermedad coronia, según un macroestudio llevado a cabo por The University College de Londres, en el Reino Unido, y recogido por la revista The Lancet.

Los investigadores han examinado 25 estudios con datos de más de 600 mil personas; ha conllevado una revisión de toda la bibliografía relacionada con el objeto de estudio hasta el 20 de agosto de 2014. Los resultados fueron tan claros como alarmantes: las personas que trabajaban 55 horas o más a la semana, tenían un riesgo 1,3 veces mayor de sufrir un infarto, en comparación con las personas con jornadas laborales normales (entre 35-40 horas semanales), y un 13% más de riesgo de padecer una enfermedad coronaria.

Mika Kivimäki, líder del estudio, señala: “El repertorio de estudios disponibles en este asunto, nos ha permitido investigar la asociación entre jornada laboral y riesgo de enfermedad cardiovascular con una precisión que antes no habíamos alcanzado. Los profesionales de salud deberían ser conscientes de que trabajar muchas horas está asociado con un incremento significativo del riesgo de infarto, quizá de enfermedades coronarias”.

De acuerdo con los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), el país con la jornada laboral más larga es México, seguido de Costa Rica y Grecia. El país con la jornada más corta, le corresponde a Alemania, con 1370 horas anuales, seguido de Noruega y Holanda. España se sitúa a mitad de la tabla.

Fuente: Muy Interesante.

Leave a Reply