Antonio González Vázquez

Sin proporcionar nombres ni datos, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) denunció la “intromisión de fuerzas políticas” en el marco del próximo relevo en Rectoría.

En un pronunciamiento dirigido a la comunidad universitaria y a la sociedad en general, el Consejo Directivo Universitario reclamó respeto a la autonomía de la UASLP.

Aunque en el desplegado se habla de la presunta intromisión de intereses ajenos a la universidad, no detalla el origen de ésta.

Este es el pronunciamiento:

“La Universidad Autónoma de San Luis Potosí es una institución educativa con personalidad jurídica sustentada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la del estado de San Luis Potosí y en su Ley Orgánica, de donde emanan las atribuciones que la rigen, en concordancia con el principio de autonomía y las subsecuentes capacidades de gobernarse a sí misma, administrar su patrimonio y determinar sus planes académicos”.

“El Honorable Consejo Directivo Universitario es el órgano supremo de autonomía y autoridad para el gobierno ordinario de la universidad, por lo que manifestamos lo siguiente:

Ante las numerosas opiniones que han circulado y los intentos de intromisión de fuerzas políticas externas en asuntos que conciernen a la institución, a su comunidad y a sus órganos de gobierno interno, hacemos un llamado al respeto irrestricto de nuestra autonomía, así como de la normativa institucional; es decir, de la Legislación Universitaria, de nuestro Estatuto Orgánico, de los reglamentos internos de las entidades académicas y las dependencias administrativas.

El proceso de elección de rector, que está próximo a llevarse a cabo, así como el de los integrantes de este Honorable Consejo Directivo Universitario, se enmarca y sustenta en lo establecido en el Estatuto Orgánico de nuestra casa de estudios, por lo que, tanto la comunidad universitaria, así como la sociedad a quien nos debemos, debe tener la certeza y la tranquilidad de que actuaremos conforme al marco normativo que nos rige, anteponiendo en todo momento el beneficio de la institución, de sus intereses académicos, científicos y culturales, así como de la formación integral de nuestros estudiantes, por encima de cualquier interés político, económico o de índole personal.

Quienes conformamos, con honor y suma responsabilidad este honorable órgano de gobierno universitario, reiteramos el respeto y apego a la normatividad institucional vigente y velamos en todo momento, por la no intromisión de intereses ajenos a los fines que persigue la institución”.