Carlos Rubio

En abril la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) deberá elegir a un nuevo rector que sustituya a Manuel Fermín Villar Rubio, quien ha ocupado el cargo durante ocho años y es el rector número 26 en la historia de la máxima casa de estudios. Entre los candidatos que han externado su deseo por ocupar el cargo se encuentra el doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra, director de la Facultad de Medicina, quien habla acerca de su trayectoria y el proyecto que acompañaría su gestión en caso de resultar electo.

Esta es la primera de las entrevistas que Astrolabio Diario Digital buscará realizar a los candidatos a ocupar la Rectoría de la UASLP, con el fin de que alumnos, docentes y personal administrativo conozcan acerca de quienes buscan estar al frente la máxima casa de estudios en el periodo 2020-2024.

  • ¿Quién es el doctor Alejandro Zermeño? 

Soy el tercer hijo de un matrimonio formado por el señor José Zermeño y la señora María de la Luz Guerra, ellos fueron emigrantes a San Luis Potosí. Yo estudié en la Facultad de Medicina, ahí conocí a mi esposa que iba tres años atrás de mí y nos casamos, tenemos 36 años de casados. Tengo tres hijos, el mayor es médico también, como mi esposa y como yo; mi hija de en medio es educadora y el hijo más pequeño también es universitario, terminó ingeniería civil hace un poco más de un año.

  • ¿Por qué contender por la Rectoría? 

Yo tengo 30 años de estar integrado a la Universidad, ya como docente formal desde el año 90, pero cinco años antes, desde el 85, yo empecé a colaborar en la educación con los estudiantes dentro del Hospital Central. He visto cosas que pienso en lo particular que se pueden mejorar. Hay áreas de oportunidad para que la Universidad crezca, para que los estudiantes estén en mejores condiciones. Una de las cosas que me preocupa mucho, –que ahora lo he vivido como director–, es que a veces las condiciones de los empleados administrativos están un poco difíciles y creo que podríamos ayudar también a que ellos mejoren, a que mejore la calidad de la educación y a que mejore sobre todo la injerencia de la Universidad hacia la sociedad, esto para mí es fundamental. Yo siento que la Universidad tiene que aportar más a la sociedad y tenemos muchos buenos parámetros para aportar a mejorar el estado y ¿por qué no? El país.

El doctor Alejandro Zermeño pertenece a la Sociedad Mexicana de Oftalmología, es fundador, ex presidente y miembro activo del Colegio Oftalmológico de San Luis Potosí. Desde hace 35 años ha desempeñado su labor profesional en el ámbito privado. Está por cumplir ocho años al frente de la Facultad de Medicina, luego de ser reelecto para un segundo periodo en 2016.

  • ¿Cuáles son los problemas que identifica en este momento en la UASLP? 

Algo que es importantísimo y que llama mucho la atención es el hostigamiento y el acoso, entre otras cosas, que sobre todo las estudiantes mujeres –pero se da en todos los ámbitos– lo han externado y creo que es algo en lo que hay que tener atención. Yo considero que el estatuto orgánico ya necesita una reforma y que tenemos que meter esas cuestiones como el hostigamiento, como las acciones que pueden afectar la salud, por ejemplo, de los estudiantes, como algo delicado, algo severo, algo grave que amerite una sanción ejemplar, y yo estoy convencido de que cuando esto se dé, cuando realmente se aplique un reglamento serio, formal y fuerte hacia esas acciones, esas acciones van a desaparecer.

  • ¿Cómo hacer que las alumnas se sientan seguras dentro de la Universidad luego de denunciar?

Una de las cosas que yo tengo contempladas es que en esas circunstancias lo primero que se debe de hacer es la protección a la víctima o supuesta víctima. Primero se tienen que dar todas las garantías para que no sea afectada de ningún tipo, a veces el estudiante tiene el temor de que ‘si hago un comentario al profesor fulano etc. Puede ser que después me repruebe o tenga yo una consecuencia que me impida seguir mis estudios’, y esto sí sería una garantía absoluta de que, ante la investigación, ella o él, el acosado o el hostigado, va a tener una seguridad importante de que va a estar protegido.

El pasado miércoles 19 de febrero, el médico oftalmólogo presentó el plan de trabajo que seguiría en caso de resultar electo por el Consejo Directivo Universitario durante el periodo 2020 – 2024; su proyecto está basado en cuatro ejes centrales: gobernabilidad, docencia, investigación y cultura y vinculación.

  • La UASLP ha sido señalada en numerosas ocasiones por ser opaca con el manejo de su información, ¿se va a seguir con estas prácticas? 

Yo siento que la Universidad debe de ser un ejemplo de transparencia, absoluto ejemplo de transparencia, y cuando las cosas se hacen correctamente, cuando las licitaciones son públicas, son correctas, cumplen todos los requisitos, cuando los sueldos son justos y están ganados decentemente, yo creo que no hay ninguna limitación para ser transparente. Yo creo que al estar manejando un presupuesto público tenemos la obligación de ser cien por ciento transparentes; es uno de mis compromisos que tengo contemplados en mi plan de trabajo.

En su proyecto, el doctor Alejandro hace hincapié en la necesidad de tener una institución inclusiva, donde se deberá tener mayor atención y apertura hacia el alumnado. Además, menciona como valores fundamentales la tolerancia y el respeto a la diversidad de opiniones y formas de pensar. Otro punto importante a destacar es el fortalecimiento a la oficina de derechos humanos universitarios, privilegiando la equidad de género.

  • ¿Cómo proyectar la Universidad autónoma hacia el futuro y que no se quede estancada?

Necesitamos integrar al profesorado en un nuevo proyecto de universidad. Tienes que ponerte la camiseta, tienes que entender que la Universidad ha cambiado, el concepto de universidad arcaica que hace 50 años se tenía de que ‘yo ya era el que daba la clase, y la voy a seguir dando toda la vida hasta que me jubile’, eso ya pasó. Una de las cosas que tengo contempladas en el plan de trabajo es que el profesor tiene que estarse actualizando cada cinco años.

  • Se ha comenzado a orquestar una especie de “guerra sucia” en su contra. ¿Por qué cree que suceda esto?

 Ahí sí sería cuestión de preguntarle a los que iniciaron la guerra sucia, pero yo no la veo tan ofensiva porque no tengo nada que contestar a eso, yo he hecho mi trabajo, esto le ha causado incomodidad a mucha gente por lo que te comento, porque yo estoy haciendo un juego transparente.

Dentro del plan también se propone la protección a las prestaciones y al fondo de pensiones, además de un apoyo a la mejora salarial del personal académico y administrativo. En el ámbito de la investigación, el doctor plantea crear una Secretaría de Enlace Social y la Fundación Universitaria A.C., las cuales tendrían como objetivo vincular el trabajo universitario con la sociedad y gestionar ante la sociedad civil y los entes gubernamentales la realización de trabajos de investigación y asesoría elaborados por la universidad.

  • ¿Cuál sería el eje principal que regiría durante su gestión en la Universidad?

Yo quisiera tener una cosa muy importante que lo aprendí desde mi padre, yo siento que para crecer, para ser mejor persona, tienes que estar cerca de mejores personas que tú, entonces la gente que yo tendría cerca de mí, deben de ser mucho más capaces y más brillantes que yo para que me hagan crecer, porque si te juntas con personas muy pequeñas, terminas siendo líder de un grupo pequeño y yo quisiera ser verdaderamente el abanderado de un grupo muy poderoso, muy grande, con gente muy pensante, con gente muy capaz. Y si me dices un común denominador que pediría yo a ese grupo, sería honestidad. La Universidad es un ente fabuloso, creo que nos da un modo muy digno de vivir y que tenemos que ser honestos y trabajar, y hacer nuestro esfuerzo cada uno en su trinchera y que la Universidad sea mejor cada día, el eje fundamental de honestidad creo que sería algo que no se podría evitar.