Eduardo Delgado

En San Luis Potosí “se tienen” identificados a líderes políticos locales como “protectores” de bandas delictivas, escribió el periodista Roberto Rock Lechón, en su columna titulada “La semana horrible de AMLO”, publicada este martes en el periódico El Universal.

Del año 1979 al 2013, Roberto Rock fue reportero, editor, subdirector, director editorial y vicepresidente de El Universal en la Ciudad de México. Durante 14 años estuvo a cargo del área editorial; en la actualidad, domingos y martes, publica una columna en ese diario.

Este martes, en el segmento de “apuntes” de su columna lo cerró con el anticipo de que “cualquier día de esta semana” el gobernador de San Luis Potosí, el priista Juan Manuel Carreras López, se enterará de que “se tienen ubicados” a dirigentes políticos de la región que brindan protección a organizaciones criminales.

También de “grupos gasolineros en la entidad que han crecido gracias a la compra-venta del huachicol”, añadió.

Estos días, adelantó, el mandatario potosino -al que le resta poco más de un año y medio en el cargo- “se desayunará… con la noticia de que el secretario de la Marina, José Rafael Ojeda Durán, ha recibido la instrucción presidencial de combatir” en San Luis Potosí “extensiones del Cártel Jalisco Nueva Generación”

El pasado viernes, cabe referir, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador encabezó una reunión de seguridad en el cuartel de la Doceava Zona Militar en San Luis Potosí. Además, en su tradicional rueda de prensa matutina, fue presentado un mapa acerca de los distintos grupos delictivos que operan en territorio potosino. El único local, se dijo, son “Los Talibanes”.

También, cabe recordar, en enero del año pasado, luego de que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó de la detección y congelamiento de cuentas bancarias ligadas al robo de gasolina, el periódico El Financiero reveló que una fue la del exdiputado local José Luis Romero Calzada, dueño de las empresas Tekmol y RomCal.