El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital.

San Luis no está, ni ha estado dormido. Más bien ha estado muy ocupado en preservar lo que es y sobrevivir muy a pesar de los políticos que hoy se disputan el mérito de “haberlo despertado”. Tal vez no ha reflexionado o recapacitado (la acción que en su tercera acepción señala la Real Academia Española para el verbo despertar) sobre lo perjudiciales que son los políticos que anteponen darse una imagen de salvadores de la sociedad, antes que realmente atender lo que ésta requiere. Si despertara en ese sentido, los políticos no tendrían oportunidad de aprovecharse del erario para promocionarse como lo que no son: despertadores de conciencias. El día que la sociedad no esté tan ocupada en preservarse a sí misma y pueda tomar conciencia del obstáculo en que se han convertido los políticos, éstos son los que van a sobrar. Por lo pronto, la mayor parte de la población ni se percata siquiera de que entre Xavier Nava Palacios, con su lema “San Luis ya despertó”, y Ricardo Gallardo Cardona, con su video en el que afirma que “claro que despertó, pero despertó porque nosotros lo hemos estado despertando”, se disputan un papel que han mostrado capacidad para asumirlo… porque es lo que menos les conviene.