Luis-Felipe-Puente-secretario-de-cominicaciones

México (18 de mayo de 2015).- Apolinar Mena Vargas sólo quería obtener un par de habitaciones en un hotel de lujo en el Caribe mexicano; no sabía que este “simple” favor, solicitado por el secretario de Comunicaciones del Estado de México a la constructora OHL, le valdría su cargo y una multa.

Eruviel Ávila, gobernador de la entidad, anunció el día de ayer la renuncia de Mena Vargas por un caso de presunta corrupción. Precisó en conferencia de prensa, que su gobierno consideró ilegal que se utilizara su cargo para pedir favores a OHL, concesionaria de varias autopistas mexiquenses.

Además informó que la Contraloría del estado, le impuso una multa de 189 mil pesos como sanción económica por la violación de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

El acusado había negado que OHL le hubiera pagado sus vacaciones, aunque reconoció que entró en contacto con uno de los directivos para que le ayudara con la contratación de un paquete de un hotel propiedad de la empresa, y que esta sí le ofreció cubrir los gastos, pero que él se negó.

Los audios no mienten.

Esta renuncia se une a la del responsable de OHL en México, Pablo Wallentin, involucrado también en prácticas irregulares.

Este escándalo inicial con la constructora española, se debió a una serie de audios divulgados en redes sociales a principios de mayo y retomados por la prensa local. En ellos, se escucha al ahora ex secretario de Comunicaciones hablar con un directivo de OHL sobre unas vacaciones que tomaría, y que se sugiere, serían pagadas por la empresa.

En otra de las conversaciones, se escucha a dos ejecutivos de la constructora, mientras conversan sobre sus supuestos amaños para incrementar tarifas del llamado Viaducto Bicentenario, una vialidad de peaje que concesionó el Edomex a esa compañía.

Fuente: Reporte Índigo.

Leave a Reply