Astrolabio

Abelardo Medellín

La Unidad Rosa de Salud del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) recientemente inaugurada en Matehuala, fue instalada mediante un contrato de comodato en una propiedad del ex alcalde y actual diputado federal Roberto Alejandro Jano Segovia Hernández.

El pasado miércoles 8 de junio, el gobernador del estado Ricardo Gallardo Cardona inauguró la primera Clínica Rosa en el municipio de Matehuala; en el evento estuvieron presentes la presidenta del DIF Estatal, Ruth González Silva; el secretario de Desarrollo Social y Regional, Juan Ignacio Segura Morquecho; la diputada local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Cinthia Verónica Segovia Colunga, y el diputado federal Alejandro Segovia Hernández.

Inauguración de la Unidad Rosa de Salud de Matehuala. Miércoles 8 de junio de 2022.

Según lo que informaron las autoridades, la Clínica Rosa brindará atención médica, medicamentos, atención dental, estudios clínicos y lentes de forma gratuita para todas las mujeres que lo necesiten, así como para sus hijos e hijas.

Para que las mujeres de la región puedan acceder a estos beneficios, necesitan ser acreedoras de una de las 20 mil tarjetas que se dispersarán en el municipio y el altiplano.

La Unidad Rosa de Salud que el Gobierno estatal instaló en Matehuala, está ubicada en la calle José María Morelos número 511 A, colonia Centro, una de las calles principales de la zona en la ciudad.

Según una búsqueda realizada por Astrolabio Diario Digital en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, dicho inmueble está registrado con el folio R02-041063 a nombre de Francisco Manuel Segovia Hernández, José Ernesto Segovia Hernández y el diputado federal Roberto Alejandro Segovia Hernández.

A través de la solicitud de información con folio 240471022000116, Astrolabio obtuvo el contrato mediante el cual se formalizó la instalación de la Clínica Rosa en dicha propiedad, bajo la modalidad de comodato, lo cual significa que el inmueble se prestó de forma gratuita.

El contrato que se comprende de cuatro páginas, fue firmado por Virginia Zúñiga Maldonado, directora general del DIF Estatal; Juan Daniel Torres Noyola, director de Desarrollo Comunitario y Asistencia Alimentaria; Julio César Martínez Vázquez, director de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, así como por José Ernesto Segovia Hernández, uno de los dueños de la propiedad, hermano del diputado federal.  

En la quinta clausula se autoriza a la administración estatal realizar “las mejoras necesarias al inmueble materia de este Contrato, a efecto de aprovechar adecuadamente los espacios en beneficio público usuario”.

Más adelante, se señala que el pago de los servicios de luz, agua y de cualquier otro tipo, estarán a cargo del comodatario, es decir, el DIF Estatal. Además de que el contrato tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022.

Pese a la información constatada por Astrolabio en el Registro Público de la Propiedad y la existencia del contrato celebrado entre el DIF Estatal con uno de los familiares del diputado federal, este negó ser propietario del inmueble y tener cualquier relación con él. Además, se limitó a responder:

“No es mío (…) lo que deberías preguntar es: ¿Cómo le hizo el Gobierno actual para cumplir con este compromiso tan grande y por qué los demás no lo hacían?”.

A+