Carlos Rubio

Esta mañana las oficinas de Recursos Humanos y la Oficialía Mayor de la Unidad Administrativa Municipal (UAM) se encontraron vandalizadas; hasta el momento se investiga si únicamente se pretendió realizar destrozos o si ingresaron al lugar para sustraer documentos o algún otro objeto.

Las oficinas que sufrieron los daños cuentan con ventanas que dan hacia la calle Reforma Agraria, las cuales fueron destrozadas con piedras; una de ellas tiene rejas de protección para evitar el ingreso de personas en caso de que esto suceda, sin embargo, la que se encuentra en el segundo piso no cuenta con estas barreras. 

Al lugar arribaron elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes acordonaron la zona al interior y exterior del inmueble para comenzar con la investigación que determinará si se logró sustraer algún objeto de la Unidad Administrativa.

El alcalde interino, Alfredo Lujambio Cataño, señaló que se tienen cámaras de seguridad colocadas en distintos puntos del lugar, por lo que las grabaciones se les facilitarán a los agentes de la FGE para esclarecer los hechos y realizar la denuncia correspondiente. 

Cabe destacar que en junio del año pasado se suscitó un robo en la UAM, sin embargo, este se llevó a cabo en la oficina de Desarrollo Social, donde inmediatamente se confirmó la sustracción de equipo de cómputo, así como tabletas electrónicas, las cuales el Ayuntamiento informó que eran “inservibles y obsoletas”.