Foto tomada de internet

Xochiquetzal Rangel

El Ayuntamiento capitalino a través de la Dirección de Comercio Municipal, aseguró que no se reintegrarán los comerciantes ambulantes a las plazas públicas de San Luis Potosí, ya que cuentan con operativos permanentes y la ayuda de la Unión del Centro Histórico para resguardar del ambulantaje al centro de la capital.

De acuerdo con lo dicho por el titular de la Dirección de Comercio, Gabriel Andrade Córdova, después de las festividades de Semana Santa solo los comerciantes que trabajan diario en puestos del Centro Histórico podrán seguir en las periferias de las plazas públicas.

Agregó que con el reordenamiento que están implementando para que ningún ambulante se coloque dentro de las plazas públicas, ahora propondrán que los puestos ambulantes tengan un espacio unitario, es decir, les pedirán que reduzcan las dimensiones de sus establecimientos en la vía pública. “Lo que hemos logrado es que retiren las estructuras, que retiren las lonas, es en lo que hemos avanzado”, dijo.

Explicó que de acuerdo con datos que les proporcionó una organización de una cámara de comercio, la cual reservó el nombre, durante la administración de Mario García Valdez existían mil 100 ambulantes esparcidos en las plazas públicas; mientras que en la administración de Ricardo Gallardo habían 110 permisos emitidos para que los ambulantes se pudieran establecer en dichos lugares. Puntualizó que en la presente administración no se ha expedido ningún permiso de ese tipo.

Respecto a las festividades, indicó que estarían reubicando a los vendedores de temporadas cuando haya eventos festivos, aunque analizarán si la Alameda es el lugar correcto, ya que mencionó que no solo se debe ver como una zona de desahogo, “tiene que tener una naturaleza y una vocación… Estaremos buscando en las tradiciones que crezca el padrón y que exista una rentabilidad y un orden”.

En cuanto a las declaraciones de una vendedora de fruta, quien se estableció en la Alameda durante los eventos de la “Zona de Convivencia”, que explicó que en un día estaba vendiendo 250 pesos en lugar de los 2 mil que en promedio recibía al ubicarse en otros lugares, Andrade Córdova, comentó que fue exitoso, ya que con los comerciantes con quienes habló le dijeron que este año hubo mayor afluencia de gente que en otros años, los cuales fueron entre 8 y 10 mil visitantes diarios en la Alameda.

“Tenemos que entender que para entrar en un orden, todos tenemos que poner de nuestra parte, obviamente, si nosotros ponemos a una persona a vender a la mitad de una plaza seguramente será más rentable que cualquier otro espacio, sin embargo, eso no beneficia a San Luis”, mencionó.

Comerciantes instalados en la Alameda se quejan por bajas ventas