Eduardo Delgado

Un juez vinculó este martes a proceso al par de agentes de la Fuerza Civil de Nuevo León implicados en el deceso de dos potosinos que, a causa de la baja de turismo en Aquismón derivada de la contingencia sanitaria, emigraron a Monterrey para trabajar como albañiles.

El pasado 26 de septiembre murieron baleados Gregorio Margarito Santiago y Claudio Felipe Martínez, y además resultaron heridos Venancio, Jaime y Felipe, hermanos del primero de los difuntos. Los decesos y baleados se originaron de la supuesta revisión de rutina practicada por los policías.

Este martes, un juez le dictó a auto de vinculación a proceso a Isaí “N”, por homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa y abuso de autoridad, y a César “N”, por abuso de autoridad, equiparable a falsedad de declaraciones dadas a una autoridad, y por encubrimiento.

La madrugada de aquel día, en un lugar cercano a un inmueble en construcción en una colonia localizada al sur de la ciudad de Monterrey, los policías pretendieron aplicarles una revisión de rutina a Gregorio Santiago y Claudio Martínez, pero el juez determinó que habrían incurrido en abuso de autoridad.

En la sala virtual del Palacio de Justicia de Monterrey comparecieron los imputados, donde el juez los vinculó a proceso, como medida cautelar les impuso prisión preventiva y fijó 2 meses para el cierre de la investigación, tiempo durante el que permanecerán recluidos en la cárcel de Apodaca 2.