Jaime Nava

En el argot jurídico se utiliza la palabra chicana o chicanada para definir a las artimañas que emplean los abogados para alargar los juicios con la finalidad de retrasar las sentencias, especialmente, cuando de antemano saben que no les serán favorables. Y eso es precisamente lo que está haciendo el ex alcalde de la capital Ricardo Gallardo Juárez para evitar que inicie la audiencia del juicio agrario que promueven en su contra ejidatarios de Palma de la Cruz.

Tal como ocurrió el pasado 8 de noviembre, Gallardo Juárez no se presentó a la audiencia en el Tribunal Unitario Agrario que estaba programada para éste 5 de diciembre. En su lugar volvió a enviar al capataz de su rancho, Zacarías Guillermo Martínez Salazar, como apoderado legal para que compareciera en su nombre.

Durante la primera audiencia, a la que acudió Astrolabio Diario Digital, se reportó que no pudo iniciar debido a que el apoderado de Gallardo Juárez se presentó sin su abogado defensor por lo que la audiencia se reprogramó para éste 5 de diciembre. Aunque ahora sí acudió junto a su abogado, José Salvador Rodríguez Hernández, la audiencia no pudo iniciar porque argumentaron que “no se pusieron de acuerdo” y el abogado no tuvo oportunidad de conocer los documentos que se encuentran en el expediente 772/2018 por lo que se tuvo que fijar una nueva fecha para enero del 2019.

“Es una chicanada”, comentó al salir de la sala de audiencias el abogado defensor de los ejidatarios de Palma de la Cruz, Bernardo Alvarado Alonso quien además dijo que el abogado que asesora al apoderado legal de Gallardo Juárez es el mismo que defiende al ex alcalde en otros asuntos ejidales, por lo que su argumento resultaba poco creíble; no obstante, aseguró que en la próxima audiencia ya no podrán alegar lo mismo.

Los ejidatarios de Palma de la Cruz demandaron a Gallardo Juárez por deforestar y apropiarse indebidamente de tierras de uso común que son propiedad del ejido para construir un acueducto para llevar agua del río Santiago hacia sus cultivos y a uno de los ranchos que tiene en esa zona llamado “El Dorado”.

Ejidatarios demandan a Gallardo por apropiarse de terrenos y agua del río Santiago para beneficio de su rancho

Comments

comments