Antonio González Vázquez

En la delegación San Luis Potosí del Instituto Mexicano del Seguro Social fue designado como encargado del despacho de la Coordinación de Atención al Derechohabiente a un funcionario con presuntos antecedentes de acoso sexual y de violación a derechos humanos de empleados de esa institución.

Trabajadores de ese instituto distribuyen por medio de redes sociales y correos electrónicos, el documento que refiere al nombramiento oficial de Raúl Mario Beltrán Flores al frente de esa Coordinación.

El nombramiento es responsabilidad del actual Delegado del IMSS Víctor Manuel Vázquez Zárate, a quien refutan al considerar que en esa Coordinación debería haber una persona con el perfil de integridad, honestidad y respeto.

Protegido del anterior delegado del IMSS en San Luis Potosí José Sigona Torres; el actual Jefe de Jurídicos de la Delegación, Raúl Mario Beltrán Flores, a quien en un audio del año pasado se le comprueba cómo trasgrede los derechos humanos de personal del IMSS, y a una de ellas, además acosa sexualmente a cambio de seguridad laboral; para el delegado actual del IMSS Víctor Manuel Zárate, no parecen ser argumentos serios y decide nombrarlo encargado de Atención al Derechohabiente, puesto que si algo debe observar es el trato humano, justo, institucional y apegado al respeto de los derechos humanos.

En oficio número no 10/242 (mismo que se anexa), con fecha 14 de septiembre del 2018, el delegado actual Víctor Manuel Zárate Vázquez, nombra a Raúl Mario Beltrán Flores encargado de despacho de la Coordinación de Atención al Derechohabiente y los insta a conducirse con “calidad y calidez, principios y valores que le caracterizan”, cita textual el oficio”, precisa un documento que hacen circular quienes están inconformes con el nombramiento“.

Agrega además que:

Beltrán Flores también fue demandado por acoso sexual por dos trabajadoras del propio Instituto. Una de ellas, Pamela N., ex secretaria del departamento del contencioso en el área Jurídica, fue despedida por Raúl Mario Beltrán por no prestarse a responder sexualmente a fin de conservar su trabajo.

 Pamela N. recuerda lo que le decía en ese momento: “Vámonos al hotel, ¿qué dices? A mí me gusta el cuarto con jacuzzi. ¿Y tu pareja te complace bien? Cuéntame… ¿qué es lo que más te gusta hacer o que te hagan?”, acosaba el agresor a la empleada que él mismo despediría del Seguro Social.

Pamela recuerda que en época de Sigona Torres, -su protector- se agotó el procedimiento interno en el IMSS, a Beltrán Flores le descontaron solo cinco días de salario como castigo, medida que la agraviada catalogó como “una burla” e interpuso el pasado 1 de marzo del 2018 una queja en la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la Secretaría de la Función Pública y otras instancias”.

Te puede interesar:

Comments

comments