Leticia Vaca

La deuda que tiene la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE), en el pago de cuotas de maestros, con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), tardará diez años en ser subsanada.

Así lo indicó el titular de la SEGE, Joel Díaz Ramirez, quien aclaró que dicha deuda para la cual a solicitud del gobernador Juan Manuel Carreras López, el Congreso del Estado autorizó al Gobierno del Estado afectar hasta en 2.5 por ciento mensual el Fondo General de Participaciones para cubrir el pago, se generó entre los años 2008 y 2014.

“Los señores diputados aprobaron una inciativa que autoriza o faculta al legislativo para suscribir en plazos más cómodos durante 10 años, el pago de dicho déficit”.

Asimismo a pregunta expresa de sí esa deuda fue generada cuando el ahora gobernador, estuvo al frente de la SEGE, el funcionario, insistió que “esa deuda empezó en 2008 cuando cambió la formula del FAEB (Fondo de Aportaciones a la Educación Básica), y las participaciones bajaron de manera sensible para el apoyo a la educación básica”.

Artículos relacionados:

Comments

comments