Foto de archivo

Leticia Vaca

El titular de la Junta Estatal de Caminos (JEC), Marcos Enrique Rosales Vega, aseguró que aún no se pueden dar detalles de lo que pasó con la obra del nuevo brazo del Distribuidor Juárez, que el pasado viernes por la noche colapsó.

“Estamos trabajando precisamente para emitir una opinión pública de la situación que guarda (…) hasta no tener un pronunciamiento más real, un proceso de revisión, les puedo dar con detalle lo que sucedió. Lo vamos a dar obviamente”, justificó el funcionario.

Explicó además, que le darán derecho de audiencia a la empresa y “de ahí, posteriormente de los hechos que hayan ocurrido, pronunciarnos como Junta Estatal de Caminos”. Sin embargo, aclaró que la obra está garantizada, puesto que lo que se derrumbó, fue un solo elemento que falló en la cimbra.

Al cuestionarle si se podría presumir la intervención de personas ajenas a la empresa, aseguró que fue algo fortuito. Asimismo, comentó que desde el mismo sábado se dejó despejado, “ a las seis de la mañana, ya estaba limpio todo y en circulación”.