Eduardo Delgado

“Odalis era muy risueña, como cualquier chava de 16 años (de edad)”, describió a Odalis Anahí Hipólito Jiménez una prima, quien asegura que las dos “nos llevábamos como hermanas, más que como primas”. Diez días después de que el cuerpo de Odalis fue hallado colgado en el barandal de la estación de transferencia del servicio de transporte público, vio al novio de Odalis salir de las oficinas de la Procuraduría. En vano lo persiguió, porque le dio mucho coraje que aquel iba “con descaro y riendo”.

Antier, el miércoles, se cumplió un mes de que Odalis fue encontrada muerta la madrugada del domingo 11 de marzo, frente a la vivienda marcada con el número 340 de la calle Vicente Chico Sein, y hasta ahora las autoridades investigadoras no han disipado si fue o no homicidio.

La prima de Odalis, de quien nos reservamos su identidad porque es menor de edad, dijo en entrevista con Astrolabio Diario Digital que Odalis llevaba apenas dos semanas con su novio (un año mayor que ella)  y que este era agresivo, conducta por la cual lo considera sospechoso.

Odalis era mayor que su familiar por unos tres meses. Juntas cursaron la secundaria en plantel en Soledad de Graciano Sánchez y durante esos tres años Odalis vivió en casa de su prima hermana.

El pasado 21 de marzo, el día que familiares de Odalis realizaron una marcha para exigir el esclarecimiento de su deceso, la prima vio salir al novio de las oficinas de la Procuraduría y lo persiguió para reclamarme, porque “salió riendo”, explicó.

Recordó también que un día Odalis le contó “no en forma de queja, normal, que pelearon y que él le había dado un zape”; que incluso la mamá del novio escuchó que discutieron y que la señora le dijo algo al chavo.

El novio “me conocía”, aseveró la jovencita. Los tres convivieron “el último día que yo la vi, el viernes (9 de marzo), anterior al día que fue hallada muerta”, precisó.

La jovencita, quien apenas el mes pasado cumplió 16 años, aseguró que Odalis era “muy risueña, como cualquier chava de 16 años”.

“Le gustaba mucho escuchar la música rap y escribir. Le gustaba mucho escribir las letras de las canciones, traducirlas y de repente les hacía cambios, porque algunas partes no le gustaban”, explicó.

A Odalis le complacía regalar canciones y cartas cuyas hojas decoraba con corazones recortados. “Se las daba a sus novios, a mí o a sus amigas”.

El recuerdo más grato entre ambas, que más que como primas se llevaban como hermanas, fue un día cuando se cayeron al piso en su casa. “Jugando nos aventamos, chocamos y caímos…nos quedamos como media hora tiradas riendo”.

Odalis, dijo, aspiraba a ser educadora o chef. “Le gustaban mucho los niños y la dos nos íbamos a meter a estudiar para asistente educativa. De eso platicamos el último día que nos vimos…”, añadió.

Su pasatiempo favorito “era ver películas y comer palomitas”. En especial le gustaba la cinta titulada “Bajo La Misma Estrella”, acerca de una joven pareja de novios con cáncer, en la que el novio muere a la semana de que la novia se pone muy grave.

Finalmente sostiene que Odalis fue su mejor prima, porque casi eran de la misma edad y además convivieron tres años juntas.

Comments

comments