Angélica Campillo

Manuel Fermín Villar Rubio, actual rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), aseguró que se va “tranquilo, con la frente en alto” luego de su gestión al frente de la institución.

Apuntó que, tras ocho años en la UASLP, se va tranquilo y contento porque deja las muestras de su labor, ya que deja una universidad que en las mejores condiciones elige lo que quiere y con total libertad al próximo rector.

Respecto a las denuncias por acoso y abuso sexual en contra de maestras y alumnas de la UASLP, aseveró que todo su periodo lo trabajó honestamente y dichos señalamientos “son cosas que suceden” en todas las instituciones, “que tocó que aflorara en la Universidad, qué bueno que resultó porque eso nos va a permitir resolverlo y hacer, como siempre lo dije, la Universidad no permite ni permitirá el acoso”.

Refirió que siempre hay cosas buenas y siempre hay cosas por hacer, y como en cualquier institución la Universidad tiene que renovarse, ya que es una fuente de personas que piensan, que proponen, que van a resolver cosas y de donde han egresado y van a egresar los futuros profesionistas de México.

Finalmente, Villar Rubio felicitó al doctor Alejandro Zermeño Guerra por su triunfo en la elección, y auguró que será un excelente rector.