Leticia Vaca

Con la aprobación de la candidatura de Pedro César Carrizales Becerra a la diputación federal queda una deuda con los pueblos y comunidades indígenas, consideró el vocero del arzobispado, Juan Jesús Priego Rivera.

El clérigo refirió que, independientemente de si se acreditó o no la ascendencia indígena, queda una deuda, porque “hubo una traición a los pueblos originarios de San Luis Potosí”. Aunque aclaró que la tradición sería de quien resulte responsable.
La aprobación de la candidatura indígena para el cuarto puesto de la segunda circunscripcion federal la dio a conocer Carrizalez Becerra a través de un comunicado en el que incluso señaló que presentaría las denuncias correspondientes por supuestos delitos electorales.
En el mismo comunicado, aseguró contar con un documento original que le fue expedido por el director de Asuntos Indigenas del Ayuntamiento de San Antonio.
Aparte, el vocero de la Iglesia criticó las promesas de campaña de algunos aspirantes a cargos de elección popular, pese a que no dijo nombres, cuestionó un spot de un candidato que propone quitarle a los ricos para darle a los pobres: “no puedes hablar así, eso es populismo, no puedes hacerlo, si deberas quieres dar, desaste de lo tuyo y dalo, no tiene que quitarle a nadie, entrega lo tuyo y entonces sí tendrás el reconocimiento social. No engañes así a la gente, y hay personas que se esperanzan con este tipo de publicidad, pero no es verdad”, advirtió.