Los reporterillos de Astrolabio Diario Digital echamos un vistazo al pasado y en esta sección le presentamos uno de nuestros hallazgos:

Si hoy ve un camión a exceso de velocidad sobre la avenida Carranza, que no le extrañe, hace 60 años ya ocurría. Eche un vistazo a El Heraldo del 3 de octubre de 1959:

Hacen pistas en la calle los cargueros

Sin importarles absolutamente nada las disposiciones del Departamento Central de Tránsito, los choferes de los camiones auto transportistas foráneos convierten las calles de la ciudad en pistas, en donde se puede correr a la velocidad que se antoje.

En la Avenida Venustiano Carranza las velocidades permitidas son de cuarenta kilómetros por hora. Los camiones foráneos imprimen a sus vehículos de ochenta y hasta cien kilómetros.

Lo anterior ha podido ser plenamente comprobado por los mismos pasajeros que abordan los vehículos foráneos de transporte. También fue comprobado por los mismos pasajeros que abordan los vehículos foráneos de transporte. También fue comprobada por reporteros de este Diario, cuando a bordo de una motocicleta emparejaron velocidad con los camiones mencionados, dando un promedio de setenta y cinco a noventa kilómetros por hora sobre la avenida en que sólo se permiten cuarenta kilómetros.

Esa arteria, la principal de San Luis, registra el mayor volumen de tránsito y sin embargo los camioneros foráneos la convierten en pista de carreras, con grave riesgo para quienes con sus bicicletas, con sus carros o bien a pie, tratan de cruzar las calles laterales.