Astrolabio

Por Victoriano Martínez

Si algo urge con relación al cobro del impuesto predial en el municipio de San Luis Potosí son dos cosas: que los diputados expliquen con claridad qué entendieron sobre las tablas de progresividad que disparan los incrementos en el cobro, y que el Ayuntamiento exponga sin dejar una sola duda sobre la forma en que las aplica porque hay indicios de que lo hace de manera discrecional.

El artículo 1º de la Ley de Ingresos del municipio de San Luis Potosí para 2022 presenta una tabla con los montos esperados en los distintos rubros de captación de recursos y ahí aparece el primer indicio de que, o no sabían lo que representaban las tablas de progresividad en el impuesto predial y de traslado de dominio, o manipularon los datos para esconder su voracidad recaudadora.

En ese artículo, la Ley de Ingresos prevé que la captación de recursos por impuesto predial se incrementará de 400 millones de pesos en 2021 a 450 millones en 2022. Un aumento difícilmente compatible con los incrementos que van del 0.08 al 531 por ciento en esa contribución.

El dato tampoco cuadra con los 100 o 120 millones de pesos más que en declaraciones públicas comentó el alcalde Enrique Galindo Ceballos. Una combinación de información que coloca al edil más del lado de manipular la información para ocultar su verdadera intención recaudadora que de la ingenuidad de no conocer el efecto de sus impuestos progresivos.

Una progresividad de incrementos que aumentaría la recaudación en mucho más de lo señalado en la ley, e incluso mucho más en lo declarado por el alcalde, pero que bien pudieran tener una estrategia para moderarla a modo de controlar la reacción ciudadana ante los incrementos con la aplicación discrecional de la medida, así implique una violación a la ley de ingresos.

Por redes sociales y aplicaciones de mensajería han circulado recibos e invitaciones al pago del predial que dan cuenta de la discrecionalidad en la aplicación de la ley: casos en los que tendrían que aplicarse incrementos superiores al 300 por ciento pero reciben invitación a pagar lo mismo que el año pasado, contra casos con incrementos inmoderados.

Aunque los 27 legisladores están obligados a explicar qué entendieron sobre las tablas de progresividad en el impuesto predial y en el traslado de dominio, los cinco integrantes de la comisión que dictaminó están más obligados a dar esa explicación no sólo a la población en general, sino a sus propios compañeros.

Una explicación que quizá en corto se la lleguen a exigir parientes o amigos a quienes afecte el desproporcionado incremento, pero que quizá a ellos no les preocupe en tanto sean beneficiarios de la discrecionalidad en la violación a la ley que ha puesto en marcha Galindo Ceballos con una lógica que por más explicación y justificación que den, significa una violación a la ley.

A los propios diputados que aprobaron el cobro progresivo les afecta su determinación por lo que se hizo un ejercicio sobre las propiedades que mencionan en sus declaraciones patrimoniales publicadas en la Plataforma Digital Estatal del Sistema Estatal Anticorrupción:

María Aranzazu Puente Bustindui

La presidenta de la comisión, por el departamento que compró el 22 de diciembre de 2006 en 997,612.00 pesos habría pagado de impuesto predial el año pasado mil 496.42 pesos, y este año tendrá que pagar, con las tarifas que aprobó, 3 mil 638.49 pesos. Un aumento del 143.15 por ciento.

Por la casa que compró el 7 de julio de 2007 en 847 mil 179 pesos, habría pagado el año pasado mil 270.77 pesos y ahora tendrá que pagar mil 297.75 pesos, un aumento de apenas el 2.12 por ciento que seguro la hizo irse con la finta, porque si le hubiera costado mil 198 pesos menos, es decir 845 mil 981.42 tendría que pagar 5 mil 12 pesos. Un aumento del 294 por ciento.

Eloy Franklin Sarabia

El vicepresidente de la comisión que dictaminó la Ley de Ingresos municipal asegura en su declaración patrimonial que no cuenta con ninguna propiedad, así que es muy probable que ni siquiera le haya puesto atención a las aberrantes tablas de progresividad que aprobó.

Alejandro Leal Tovías

El secretario de la comisión resultó masoquista o no supo ni lo que aprobó. Por el departamento que compró el primero de noviembre de 2018 en 3 millones 650 mil pesos, en 2021 debió pagar por impuesto predial 5 mil 475 pesos y este año, si no se viola la ley que aprobó, tendrá que pagar 17 mil 401.27 pesos, un aumento del 217.83 por ciento.

Cinthia Segovia Colunga

Igual que su compañero gallardista, no reporta propiedades en su declaración patrimonial.

Rubén Guajardo Barrera

Aunque no ha publicado su declaración patrimonial en la plataforma del Sistema Estatal Anticorrupción, es posible localizar su declaración patrimonial del segundo vocal de la comisión que aprobó las tarifas para el predial en el apartado correspondiente de la Plataforma Estatal de Transparencia.

No obstante, el documento que presenta se encuentra prácticamente testado en su totalidad. Aprobó incrementos inmoderados en el impuesto predial y oculta la información que por ley debe dar a conocer sobre sus propiedades.

Los diputados están obligados a exhibir su pago de impuesto predial para demostrar que no violaron la ley que ellos mismos aprobaron.

Entre los compañeros de los diputados de la comisión que dictaminó, quizá José Antonio Lorca Valle tiene más razones para pedirles la explicación porque si lo convencieron de votar a favor tan aberrante tabla de valores progresivos, podría reclamar que lo chamaquearon.

Así se tendrían que reflejar los incrementos en el impuesto predial de cuatro de las cinco propiedades que menciona en su declaración patrimonial:

  • La que compró el 11 de enero de 2013 en 8 mil 344 pesos el cálculo de la tarifa de 2021 arroja un pago por 9.18 pesos, ahora el cálculo llega a 358.48 pesos, un aumento del 3 mil 805.69 por ciento. Las leyes de ingresos de ambos años disponen que el cobro no puede ser menor a cuatro UMA, por lo que el pago del año anterior resulta igual al de este año.
  • La que compró el 15 de mayo de 2015 en 2 millones 920 mil pesos debió pagar, en 2021, 4 mil 380 pesos, ahora tendrá que pagar 20 mil 198.13 pesos, un aumento del 361.14 por ciento.
  • La que compró el 17 de septiembre de 2018 en 13 millones 214 mil 250 pesos debió pagar, en 2021, 19 mil 821.38 pesos, ahora tendrá que pagar 78 mil 234.95 pesos, un aumento del 294.70 por ciento.
  • La que compró el 7 de julio de 2020 en 18 millones 4 mil 41 pesos debió pagar, en 2021, 27 mil 6.06 pesos, ahora tendrá que pagar 74 mil 631.18 pesos, un aumento del 176.35 por ciento.

Así la disparidad en el novedoso esquema de progresividad en el cobro del impuesto predial que muy probablemente impuso con malicia Galindo Ceballos, aprobó el pleno del Congreso del Estado con diputados cómplices o chamaqueados, y publicada en el Periódico Oficial del Estado con la complicidad de un gobernador, cual si esa fuera una forma de maicear al alcalde.

Una disparidad en los incrementos que, aplicados con una ilegal discrecionalidad, lejos de incentivar a los contribuyentes para pagar el principal impuesto municipal seguramente los alejará de las cajas recaudadoras… o los hará recurrir a instancias legales para contrarrestar ese atraco.

A+