Astrolabio

Xochiquetzal Rangel

En rueda de prensa, Salvador Márquez Ochoa, representante de centros nocturnos e integrante de la comunidad LGBTTI, advirtió que si el secretario general del Ayuntamiento, Sebastián Pérez, no cumple con el compromiso de otorgar de nuevo las facultades a la Dirección de Comercio sobre antros y bares del Centro Histórico, tomarán “cartas en el asunto” ejerciendo presión con la comunidad, además de acudir a otras instancias con el fin de que ya no se violen los derechos humanos de este sector de la población.

Tras las declaraciones de Gabriel Andrade Córdova, titular de la Dirección de Comercio, sobre que aún no se ha definido quién se hará cargo de dicho asunto o los mecanismos para la coordinación y actuación, Márquez Ochoa consideró que “eso habla mal de la pésima organización que tiene el Municipio, no tiene una coordinación, pero nosotros estamos para defender nuestros derechos, como lo que sucedió el fin de semana”.

Los presentes indicaron que durante este fin de semana, en caso de que se realice un operativo, solicitarán que los inspectores se identifiquen, y en el caso de que sean de la Unidad de Gestión del Centro Histórico se reservarán el derecho de admisión debido a que, reiteraron, no tienen facultades para volver a atropellar derechos humanos, a menos de que actúen bajo protocolos y acudan con alguna orden de registro.

Dijeron temer que algún trabajador de la actual administración pueda tomarse facultades para realizar dichos ejercicios, debido a que hasta el momento tanto los titulares de la Dirección de Comercio como de la Unidad de Gestión del Centro Histórico no se han hecho responsables del operativo que llevaron la semana pasada.

Por su parte, Irazamy Portillo, integrante de la Asociación Civil Inclusión e Igualdad San Luis Potosí, puntualizó que en la entidad se vive una transfobia, ya que en un operativo, que se realizan comúnmente, por primera vez violaron los derechos de las personas transgénero al solicitarle a las concursantes de la reina gay que se quitaran pelucas y maquillaje con el fin de que coincidieran con la foto de su INE, “lo que va en contra de la dignidad e identidad, es algo que no se puede permitir… Qué sigue, pedirles que se bajen las braguetas para saber si son hombre, mujer, cuchara o tenedor? Hay protocolos con los que se debe de actuar, este operativo es completamente violatorio a los derechos humanos, a la integridad de las chicas que vivieron ese día”.

Finalmente, comentó que son los únicos espacios en los que se les da cabida a las personas transgénero y travesti, ya que este grupo de la población no tiene oportunidades laborales en otros lados, por lo que llamó a que se respeten sus derechos y haya protocolos de actuación en respeto a su dignidad y derechos humanos.

A+