Astrolabio

Consejo del Centro Histórico

Consejo del Centro Histórico

Por Victoriano Martínez

Desde el pasado 1 de enero está vigente el Consejo del Centro Histórico de la ciudad de San Luis Potosí, pero hasta este 28 de enero sus integrantes rindieron protesta.

Así se cumple, paso a paso, el nuevo Reglamento de la Unidad de Gestión del Centro Histórico (UGCH) que, de acuerdo al comunicado oficial, está para impulsar “distintos programas y proyectos enfocados en todos los rubros que se desarrollan en esta área, que van desde el comercio, servicios públicos, culturales, educativos y de turismo, entre otros”.

Rocío Zavala, titular de la UGCH, aseguró que el Consejo del Centro Histórico surge como un instrumento de participación ciudadana, pero si usted quiere participar y busca alguna vía de contacto con este organismo, tendrá que acudir a la Unidad Administrativa Municipal en busca de orientación porque ni en redes sociales ni en el sitio Web del Ayuntamiento hallará esa información.

El comunicado oficial a medios, y publicado en el sitio Web municipal, se limita a enumerar de manera escueta las bondades del Consejo, menciona el reconocimiento del gobierno estatal, a través de Horacio Sánchez Unzueta, a esta acción, pero omite información tan básica como la lista de quiénes integran el nuevo organismo, quiénes están representados.

Esa actitud de ofrecer propaganda a la ciudadanía en lugar de información contrasta con el sentido real del nuevo organismo, mencionado por Zavala durante el acto protocolario, como instrumento de participación ciudadana.

Sin información no puede haber participación, y si el Consejo tiene esa finalidad, pueden ser decenas de personas quienes lo integren, pero no por eso estará abierto a la población cuando aquella falta.

Se cumple con 28 días de retraso el artículo cuarto transitorio del Reglamento, pero el dato no se menciona. Ya resulta irrelevante. Para qué mencionarlo si estorba a los fines propagandísticos, lo mismo que algunos de los pronunciamientos de participantes en el acto protocolario, como la queja de Alberto Narváez Arochi, presidente de Nuestro Centro.

“El Centro Histórico hoy no pertenece del todo a los ciudadanos de San Luis Potosí, por alguna razón ha sido entregado a delincuentes”, expresó durante la reunión. Un aspecto que se padece en el Centro, pero que se omite en la versión oficial de la primera sesión del Consejo, como si al omitirlo dejara de existir.

Y tan presente está la situación descrita por Narváez Arochi, que al término de la reunión reveló ante los medios de comunicación el grado al que ha llegado la desesperación entre los comerciantes por la ola delincuencial que enfrentan: se están armando para poder actuar en defensa propia.

Lo presentado por el presidente de Nuestro Centro es grave y demuestra que los tiempos de Consejos de ornato y para comunicados promocionales deben darse por terminados. Son tiempos de respuestas inmediatas, con acciones concretas que den sobre qué informar a la población, y no de posturas políticamente correctas para propagandas que nada ayudan a resolver.

A+