Leticia Vaca

“Aquí también se cuecen habas, no todos nos los vienen a echar”, dijo el vocero del arzobispado potosino, Juan Jesús Priego Rivera, respecto a los 13 cuerpos que supuestamente fueron abandonados en San Luis Potosí por delincuentes del estado de Zacatecas.

“Nadie quiere echarle la pelotita a tal o cuál, simplemente queremos decir que en México se ha descuidado la seguridad. No es el momento de echarnos la pelotita, que si en Zacatecas, San Luis, Tamaulipas; son muertos y cuando un muerto aparece en tu casa, tienes que responder”, enfatizó.

Además, pidió que el tema de la seguridad no se politice, ya que “a medida en que un problema se politiza, la sociedad se empieza a dividir. Estamos involucrados y tenemos que dar una respuesta clara a la ciudadanía. Ciertamente si te echan un muertito en tu casa, tu deber es aclarar las cosas, comparecer ante las autoridades y deslindar responsabilidades. En este caso los muertos aparecieron en San Luis Potosí y somos nosotros los que tenemos que responder por ellos”, reiteró.

Por último, el vocero de la Iglesia Católica advirtió que la inseguridad es un problema que se ha dejado crecer porque “no solamente es cuestión de policía, también es cuestión de leyes, las leyes ahorita parece que dan preferencia al delincuente, la víctima tiene que presentar tantas pruebas que ya mejor ahí le deja. El delito está en México a todo lo que da y por desgracia nuestras autoridades están más metidas en otra cosa, en la grilla”.