Angélica Campillo

Desde 1964 a la fecha se tiene registro de 821 personas desaparecidas en San Luis Potosí, dio a conocer Karla Quintana Osuna, Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas.

En el marco de la inauguración del Centro Estatal de Identificación Forense y de Búsqueda, la Comisionada explicó que, de acuerdo al registro, de las 821 personas reportadas como desaparecidas, localizadas y no localizadas, más del 97 por ciento es del 2007 a la fecha. Agregó que de éstas, siguen estando desaparecidas 281 y se han encontrado a 540, de las cuales 510 fueron localizadas con vida.

Señaló que para que esta nueva institución responda a las necesidades de la entidad potosina, primero se debe fortalecer y eventualmente la idea es ampliarlo regionalmente para poder tener la misma metodología de identificación masiva en los centros de identificación humana que se van planeando.

La Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas reveló que no existía una definición de fosa clandestina hasta que se promulgó la Ley en materia de desaparición, “en San Luis Potosí no todo es una fosa clandestina, y por eso no está todavía bien registrado a nivel nacional el tipo de hallazgo que hay”.

Indicó que, en conjunto con las familias de las personas desaparecidas en San Luis Potosí se amplió el concepto de fosa clandestina, justamente para que se conozca que existen diferentes formas en que se encuentran a las personas sin vida, pero no necesariamente todas son fosas clandestinas.

Asimismo, refirió que inicialmente se recibieron 18 millones de pesos para la construcción de la siguiente etapa del Centro, lo cual implica el segundo piso y el equipamiento de los laboratorios, “estamos trabajando con el estado para hacer las licitaciones para que empiece a llegar el equipamiento”.