Astrolabio

Angélica Campillo

El titular de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos, Pablo Alvarado Silva, reveló que en el cateo realizado en dos domicilios por el caso de la desaparición de la perito María Guadalupe N. y su hijo Alan Tadeo, se localizaron diversos indicios que se estarán procesando en próximas fechas.

El funcionario estatal refirió que el 3 y 4 de noviembre del año en curso, se llevó a cabo la ejecución de una orden de cateo otorgada por el Juez Séptimo del Ramo Penal, en un inmueble localizado en la colonia Progreso, perteneciente a la capital potosina y en otro domicilio ubicado en la colonia Hogares Ferrocarrileros, perteneciente a Soledad de Graciano Sánchez, el cual tuvo como propósito la localización de indicios y vestigios que permitan consolidar la investigación sobre la desaparición de una perito y su hijo, hechos ocurridos en octubre del 2014.

Apuntó que estas diligencias se derivan de un proceso penal que se desarrolla ante un juzgado en materia penal del estado, en el que se tiene a una persona detenida, a quién se le dictó auto de formal prisión por el delito de desaparición por particulares, lo cual se relaciona con la búsqueda de una persona de sexo femenino y un menor de edad.

Alvarado Silva dio a conocer que, tras el cateo, fueron localizados diversos indicios que se estarán procesando en las próximas fechas y a partir de ahí se verificará la importancia de los mismos, en aras de consolidar las investigaciones y llegar al esclarecimiento del caso. No obstante, refirió que continúan con la búsqueda de ambos.

Comentó que el cateo se realizó por parte de un grupo multidisciplinario, en el que participaron el Poder Judicial del Estado, a través del Juzgado Penal que conoció el caso; Ministerios Públicos; personal de la Unidad de Búsqueda de Personas; personal de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos; peritos de la Fiscalía General del Estado, entre ellos un Arqueólogo, un Arquitecto, Criminalistas; la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas; la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, que los apoyó con el binomio canino; así como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); y la Guardia Nacional, con el fin de llevar a cabo las acciones de manera profesional.

Alvarado Silva destacó que la Comisión Estatal de Derechos Humanos estuvo presente en todo momento durante el desarrollo de la diligencia, con el propósito de vigilar el desarrollo de la misma.

A+