Por Victoriano Martínez

Este domingo concluye la consulta pública que inició la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) el pasado 29 de enero sobre el Área Natural Protegida de la Sierra de San Miguelito, donde se pretende la protección de 109 mil 638 hectáreas.

La consulta arrancó con la puesta a disposición del público del Estudio Previo Justificativo para el Establecimiento del Área Natural Protegida elaborado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) como elemento base para la presentación de planteamientos directamente en las oficinas de la SEMARNAT y a través de correo electrónico.

En los últimos 29 días, activistas en defensa de la Sierra de San Miguelito promovieron, a través de redes sociales, la participación en la consulta con diversos planteamientos enviados por correo electrónico, entre los que le solicitan a la SEMARNAT:

  • Considerar los resultados de la Consulta Pública respecto al Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano y de Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población realizada por el Ayuntamiento de San Luís Potosí a través del Instituto Municipal de Planeación.
  • Tener en cuenta los llamados de atención que emitió la SEMARNAT al Ayuntamiento para advertirle al Cabildo que no podían aprobar los programas de desarrollo urbano antes de que se definiera el polígono de la ANP de la Sierra de San Miguelito, lo que provocó que los documentos se aprobaran de manera parcial y se mantengan en el limbo.
  • Analizar las afectaciones ecológicas en dos mil 69 hectáreas por el pretendido proyecto inmobiliario Las Cañadas, del cual anexan una presentación, con la intención de que la inclusión de ese territorio se ratifique o se incorpore al polígono a proteger.
  • La ratificación del estatus de Área Natural de Protección al Paisaje y de Recarga establecido desde el Plan Centro Estratégico de Población de SLP de 2003, que señalan que debe ser robustecido y definido como documento soporte de esta Declaratoria de ANP.
  • Que no se permita que en la Declaratoria se justifique una “Vía Alterna” relacionada con proyectos de movilidad que benefician como función prioritaria proyectos de carácter inmobiliario.

Por parte de un grupo de comuneros y ejidatarios, el pasado jueves 25 representantes de nueve comunidades anunciaron la creación de un frente en contra de la declaratoria, anunciaron la entrega de un escrito a la SEMARNAT para manifestar su oposición, por presuntamente no haber sido tomados en cuenta y no estar de acuerdo en no poder hacer uso de sus tierras.

Ni la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, ni el Reglamento en Materia de Áreas Naturales Protegidas contemplan dar respuesta a los planteamientos de la consulta. Sólo se señala en el último párrafo del artículo 47 del reglamento que “la consulta y la opinión deberán ser tomadas en cuenta por la Secretaría, antes de proponer al Titular del Poder Ejecutivo Federal el establecimiento del área natural protegida de que se trate”.

En los planteamientos propuestos por los activistas ambientales se solicita, al final, una “respuesta a lo aquí planteado en términos del ejercicio del derecho de petición”, en tanto que los comuneros y ejidatarios que anunciaron advirtieron que de no recibir respuesta el martes 2 de marzo, iniciarán acciones de resistencia civil contra la declaratoria de Área Natural Protegida en la Sierra.

Al asegurar que la declaratoria de ANP no les permitirá usar sus tierras, quienes encabezan el frente contra la protección ecológica de la Sierra confunden, o tratan de hacer confundir, el estatus de área protegida con una expropiación, cuando en realidad sólo se establecen reglas para que las actividades que en ella se realicen preserven la zona.

Los dos últimos párrafos del artículo 54 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente son muy claros en ese sentido:

En dichas áreas podrá permitirse la realización de actividades relacionadas con la preservación, repoblación, propagación, aclimatación, refugio, investigación y aprovechamiento sustentable de las especies mencionadas, así como las relativas a educación y difusión en la materia.

Asimismo, podrá autorizarse el aprovechamiento de los recursos naturales a las comunidades que ahí habiten en el momento de la expedición de la declaratoria respectiva, o que resulte posible según los estudios que se realicen, el que deberá sujetarse a las normas oficiales mexicanas y usos del suelo que al efecto se establezcan en la propia declaratoria.

La consulta, lejos de estar abierta para atender a los intereses particulares de los grupos que se oponen a la protección, no es para pronunciarse a favor o en contra, dado que está precedida por sesiones informativas en los 37 núcleos agrarios por parte de la CONANP.

El objetivo es, en realidad, afinar los detalles sobre el polígono y otros aspectos para los que resulta muy ilustrativa la participación de la consultora Asesores Socioambientales, Agrícolas y Asociados de México (ASAAM).

Hoy y mañana sigue abierto el correo electrónico de la CONANP para hacer llegar observaciones.

Para quien quiera participar en la consulta, se puede consultar cómo hacerlo en las siguientes páginas de Facebook: La Sierra de San Miguelito Somos Todos, Comunidad de San Juan de Guadalupe en Resistencia, Guardianes de la Sierra de San Miguelito, Defendamos la Cañada del Lobo, Ecoturismo Cerro Grande, Jóvenes Comuneros y Comunidad Guadalupe Victoria y La Cruz.

Una vez más se trata de uno de los asuntos públicos más importantes para la ciudad, y las autoridades le dan poca promoción para lograr una mayor participación, por lo que es la ciudadanía la que tiene que organizarse para hacerse escuchar. Por hoy y mañana sigue abierta la posibilidad de participar.