Astrolabio

Por Victoriano Martínez

Para Ricardo Gallardo Cardona figurar entre los gobernadores sancionados por haber violado la veda electoral con motivo de la revocación de mandato representa un segundo trofeo para algo en lo que ya parece especializarse: violar la Constitución que ha protestado cumplir y hacer cumplir.

Un trofeo que, para su caso, incluirá un segundo registro como servidor público sancionado y que, a diferencia del primero, en este caso tendrá un valor adicional: deja constancia de que se logró colar como uno más de los gobernadores de la Cuarta Transformación, con las simpatías que eso le puede granjear con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Su primer registro como servidor público sancionado se dio en agosto en el portal de transparencia de la Cámara de Diputados federal con una amonestación pública por haber incurrido en promoción personalizada y contratación indebida de tiempos en radio, violatorios del artículo 134 de la Constitución.

Una sanción que tendría que haberse aplicado desde noviembre de 2020, cuando apenas estaba por convertirse en precandidato, pero que, como diputado federal, logró aplazar con maniobras a cargo de Alfredo Zavaleta Cruz, director de Quejas, Denuncias e Inconformidades de la Contraloría Interna de la Cámara de Diputados.

Zavaleta Cruz hizo caso omiso de la sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación del 27 de noviembre de 2020 y logró ganar tiempo para evitar sancionar a Gallardo Cardona.

El Tribunal emitió el 9de junio de 2021 una orden en resolución incidental para la aplicación de la sanción, y ante su incumplimiento el PAN promovió un incidente el 7 de agosto del año pasado, que dio pie a que finalmente se aplicara la sanción.

La sentencia describe un modo de operar de Gallardo Cardona que hoy se ha vuelto práctica gubernamental: se aparenta una acción de grandes magnitudes para promocionarse como el gran benefactor, cuando en los hechos se trata de una gran simulación o hasta de algo inexistente.

En aquel caso por el que aparece en la Cámara de Diputados como servidor público sancionado, el Tribunal acreditó en su sentencia que Gallardo Cardona promocionó un servicio de consultorio ambulante para apoyar a la población ante la pandemia del Covid-19, que en sus comparecencias finalmente definió como “un proyecto aún no materializado”.

Cualquier parecido con la promesa, hoy proyecto aún no materializado, de transporte gratuito para todos los estudiantes del estado es más que coincidencia. O con las becas económicas para madres solteras y adultos mayores con un presupuesto que sólo alcanza para menos de 3 de cada 100 beneficiarios no se diferencia mucho de andar por las mismas.

Entre la razón por la que se le sancionó entonces y la que ahora le aplica la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación junto con otros gobernadores hay una diferencia y una similitud: es diferente porque se violó una veda electoral; es similar porque también se le sanciona por 13 mensajes de Twitter en los que se promociona con actos de gobierno.

“Las trece publicaciones hacen referencia a logros de gobierno tales como: 1 y 2. restablecimiento de un parque, 3. mejoras en el metrobus. 4. rescate de espacios públicos. 5. transporte público a estudiantes, 6. obra pública, 7. programas públicos. 8. obra pública 9. entrega de apoyos agropecuarios, 10. plantas purificadoras, 11. rescate de espacios públicos. 12. ranking de valuación de la entidad y 13. crecimiento de empleos”, describió Felipe de la Mata Pizaña en su proyecto de resolución.

De la Mata Pizaña, quien fue el ponente para resolver la validez de la elección de Gallardo Cardona en septiembre, señala que las publicaciones se realizaron entre el diez y el 17 de febrero de este año y que “por la temporalidad, contenido y finalidad, se subsumen en un supuesto de prohibición constitucional”.

Llama la atención que con, el número tres, se menciona un tuit que dice: “Metrobús llegará hasta El Saucito; anuncia Gallardo * El gobernador anunció el rescate integral de la obra y la ampliación de la ruta”. Una ampliación de la obra por la que anuncia sanciones y calificó como un “descaro y burla a la ciudadanía” por haber sido inaugurada a pesar de ser inexistente.

Los 13 tuits fueron borrados por orden del Instituto Nacional Electoral (INE), pero las capturas de pantalla de los mismos se encuentran en la sentencia del Tribunal y los expedientes del propio INE.

Todo un registro de la persistencia y constancia de Gallardo Cardona… por violar la Constitución.

A+