Eduardo Delgado

El secretario general del Ayuntamiento de Villa de Reyes, Óscar Pérez Verdeja, desmintió la versión asentada por las magistradas y el magistrado integrantes del Tribunal Electoral del Estado, respecto de que la alcaldía le asignó como oficinas a un grupo de regidores un granero abandonado y sin servicios básicos.

A través del director de Comunicación Social, David Arturo Reza Crenshaw, el funcionario anunció la impugnación del acuerdo plenario aprobado este lunes por unanimidad en ese órgano jurisdiccional.

Ello, explicó, porque el Tribunal “desestimó y no conoce las instalaciones” acondicionadas para ocuparlas como oficinas del área dedicada a la atención de la infancia y la juventud, antes como biblioteca y en algún momento sede de una orquesta. “Fueron depósitos de grano hace mucho tiempo”, acotó.

Este lunes, en sesión ordinaria, las magistradas Yolanda Pedroza Reyes, Adriana Dennise Porras Gurrero, y el magistrado Rigoberto Garza de Lira, coincidieron en señalar que el Ayuntamiento de Villa de Reyes incurrió en un acto “denigrante y deshonesto” al asignarle a tres regidores un granero como oficina y sin agua, energía eléctrica, teléfono, drenaje, sanitarios ni internet.

Por esa razón, anticipó, impugnarán ante la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el acuerdo aprobado este lunes por el órgano colegiado, en el caso del expediente cuya clave de identificación es TESLP/JDC/58/2019.

“Nosotros no hemos impugnado ninguna de sus resoluciones, pero en este caso sí porque consideramos que es evidente el desconocimiento del Tribunal”, reiteró.

Remitió fotos de las instalaciones para demostrar que los graneros son ocupados como oficinas y cuentan con todos los servicios. En uno, añadió, se imparten clases de inglés y también hay un centro de computo con internet.

“Si eran unos silos originalmente, propiedad del ejido que se los cedió en comodato al Ayuntamiento, los cuales fueron acondicionados como oficinas”, remarcó por su cuenta David Reza.

Asimismo, estimó que las magistradas y el magistrado debieron corroborar la versión de las regidoras María Consuelo Zavala González, del PRI; Alma Graciela Segura Hernández, de Conciencia Popular, y del regidor priista Carlos Gerardo Espinoza Jaime, miembros del Cabildo que adujeron que les fue asignado como oficinas un granero sin servicios, como resultado de su petición de un espacio y de todo lo necesario para el desempeño de sus funciones.

Lo anterior fue considerado en el Tribunal Electoral como un acto “denigrante y deshonesto” y que por ende se le advertirá a la alcaldía presidida por la perredista Erika Irasema Briones Pérez, que, de repetir el desacato, se le dará vista al Congreso del Estado para que este emprenda el procedimiento de revocación de mandato.

Asignaron granero como oficinas a regidores; con “huella” de gallardía en Villa de Reyes