Leticia Vaca

Ante el desabasto de agua y la contingencia por el Covid-19, habitantes de la colonia Terremoto, ubicada al norte de la ciudad de San Luis Potosí, promovieron cinco recursos de amparo en contra de las autoridades capitalinas.

El representante de la Asociación Renace, José Mario de la Garza Marroquín, informó que uno de los cinco amparos ya fue resuelto a favor de una familia de dicha colonia. “Presentamos un primer juicio de amparo la semana pasada en donde el Tribunal determinó que se le tenía que suministrar de forma inmediata el agua a una persona que vive en la colonia Terremoto; hemos estado acudiendo a la colonia para verificar que sí le están entregando el agua de manera regular; esta señora que tiene seis hijos llevaba 15 días sin tener agua”.

Explicó que más familias se encontraban en una situación similar y se sumaron cuatro más para interponer las demandas de amparo. Además, refirió que el Tribunal estableció que, aparte de obligar a la autoridad a abastecer de agua al domicilio, “tendrán que dotarles de tinacos o recipientes para almacenar el agua, en esta colonia no hay tuberías, entonces no hay manera de que se le suministra agua”.

Asimismo, mencionó la colaboración de un grupo de jóvenes que se dedican a repartir filtros para potabilizar el agua, “porque una cosa es que tengan agua y otra que se la puedan tomar (…) ya hicimos un convenio y se nos entregaron 200 filtros. Vamos a tener una segunda entrega de otros 200. Esperaríamos impactar en esta Colonia a 400 familias”.

Puntualizó que el Terremoto y muchas colonias más enfrentan un problema gravísimo al no poder cumplir con las medidas de higiene indicadas por la Secretaría de Salud por la contingencia  del Covid-19. “Esta persona del primer amparo que obtuvimos, nos comentó la señora que ella y sus seis hijos llevaban 15 días sin poderse bañar, imagínate en un riesgo de contagio, se vuelven grupos muy vulnerables”.

Finalmente, indicó que, ante el riesgo de salud y de vida de las personas, el Tribunal puede resolver las demandas de amparo en un plazo de 24 horas y ordenar a una autoridad competente.