El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital

Cuando el 26 de septiembre de 2015, hace ya casi cinco años, Juan Manuel Carreras López, al asumir el cargo de gobernador, se pronunció en contra de la corrupción y anunció que la combatiría, protagonizaba su primer acto de fingimiento e imitación de lo que no tenía la más mínima intención de ser. Al inaugurar su sexenio se presentaba tal cual es: un simulador. Comenzaba su sexenio y se aprovechaba del beneficio de la duda que a todo inicio de una administración le asiste. Pero han pasado cinco años, y por mucho que se crea que el pueblo tiene corta memoria, la simulación recurrente pierde su efecto, sobre todo cuando los guiones de sus farsas son prácticamente iguales. Ya son demasiado visibles las etiquetas de las piezas de su ajedrez, y bastante claro que juega en contra del interés de la población. Simular degenera en complicidad. Carreras López ha simulado combatir la corrupción y, al hacerlo, la encubre, sea por complicidad… o porque la encabeza.

Sexenio de simulación y farsas

Desmiente abogado dichos de Leal sobre terna para la Fiscalía Anticorrupción

“Ya está lista” terna para elegir al nuevo fiscal anticorrupción, asegura Leal