Astrolabio

Abelardo Medellín

“Sean de donde sean los muertos, no son de San Luis Potosí”, afirmó el gobernador Ricardo Gallardo Cardona en referencia a los siete cadáveres encontrados ayer jueves en el ejido El Jabalí del municipio de Aquismón.

En la tarde del pasado jueves, la Fiscalía General del Estado (FGE) reportó haber abierto una carpeta de investigación por el hallazgo de siete ejecutados en el municipio de Aquismón.

De acuerdo con información preliminar, los siete cuerpos eran adultos que, presumiblemente, eran ajenos a la zona donde fueron encontrados y quienes habrían sido trasladados hasta el lugar del hallazgo desde algún otro sitio, donde habrían sido asesinados.

Sobre estos hechos, el gobernador comentó que los cuerpos no son de San Luis Potosí, sino que habrían sido traídos de otros estados.

“Aparentemente son de otras ciudades, se dice que son de Veracruz y de Hidalgo, están ahorita por confirmarlo”.

De acuerdo con el mandatario, un problema similar de hallazgos de cadáveres se presentó al inicio de su administración, pero en la zona del Altiplano potosino:

“En Villa de Ramos y Santo Domingo, la matanza era de Zacatecas y venían y los tiraban a San Luis Potosí y eso aumentaba el número de muertos en San Luis Potosí, blindamos esa frontera con Zacatecas y ya no hemos tenido nada de acontecimientos, ahora tendremos que blindar a Hidalgo y Veracruz para que no se nos vengan para acá”.

A pesar de la explicación del gobernador sobre los casos de ejecutados en el estado, no tomó en cuenta que durante el mes de abril el 50 por ciento de los homicidios dolosos ocurrieron en la capital, misma que no colinda con ningún estado vecino y que, de octubre de 2021 a abril del 2022, sumó cerca de 132 homicidios.

A+