• “Yo creo que Gallardo está calculando que, en caso de que ganaran la elección, muy pronto se convertiría Leonel en su principal enemigo”

Carlos Rubio

El posible rompimiento entre Ricardo Gallardo y Leonel Serrato podría darse ante el nulo control que el candidato a la gubernatura del Partido Verde tendría sobre el ex morenista en caso de que ambos llegaran al poder, por lo que Gallardo estaría previendo aliarse con Enrique Galindo, con quien esperaría no tener desencuentros, comentó el analista político Eduardo Martínez Benavente a Astrolabio Diario Digital. 

La alianza entre Gallardo y Galindo trascendió el pasado 6 de abril en la editorial del medio de noticias Reporte Índigo, y para Martínez Benavente no sería un escenario descabellado luego de haber visto el arranque de campaña de Leonel Serrato: “A mí me extrañó que la capacidad de movilización que puede tener Gallardo con la burocracia de Soledad haya sido tan limitada para ese evento del domingo”.

Aseguró que hubo un “boicot” de Gallardo al evento de su candidato a la presidencia municipal, ya que también opera en distintas colonias de Soledad de Graciano Sánchez, por lo que hubiera sido fácil llenar la Plaza Fundadores, en cambio, el evento lució vacío.

Una de las razones por las que se daría el pacto entre Ricardo Gallardo y Enrique Galindo sería porque el candidato a la gubernatura “considere que (Galindo) tiene mayores probabilidades de competir contra Xavier Nava”, agregó Martínez Benavente.

“Para Gallardo, su objetivo principal –independientemente de ganar la gubernatura–, es que Xavier Nava pierda la elección municipal”, afirmó el analista sobre la necesidad de Ricardo Gallardo de aliarse con Enrique Galindo.

Por otra parte, explicó quienes se conviertan en el gobernador del estado y presidente municipal de la capital, deben tener coincidencias para poder trabajar de la mano, y “yo creo que Gallardo está calculando que, en caso de que (ambos) ganaran la elección, muy pronto se convertiría Leonel en su principal enemigo”.

En ese sentido, destacó que Leonel Serrato es una persona combativa e inteligente, con un gran oficio político, además de gozar de una gran habilidad mental, “muy superior en todos los sentidos a Gallardo”, por lo que no podrían convivir ambos en el poder. Además, agregó que Gallardo desearía colocar a alguien como Gilberto Hernández Villafuerte en la alcaldía capitalina, “alguien con las características de sumisión absoluta y ya se dio cuenta de que Leonel está muy lejos de caber dentro de esa formula”.

“Sería una asociación de gobernador con presidente municipal muy forzada; la invitación que hubo por parte de Gallardo para que (Leonel) se sumara al Verde, fue una invitación muy desconcertante, muy forzada, sobre todo por las criticas, y la enorme enemistad que había entre estas dos personas”, continuó Martínez Benavente.

El analista reiteró que el Estado sería “ingobernable” de convertirse Ricardo Gallardo en gobernador, “yo creo que habría una oposición muy seria, muy radical en contra de él (…) Lo ideal sería que quedara como gobernadora la doctora Mónica Liliana Rangel y como presidente municipal Xavier Nava”.

Finalmente, al día de hoy, Martínez Benavente vislumbra la elección a la presidencia municipal en la que Xavier Nava resulta triunfador, muy de cerca de él Enrique Galindo, y en un tercer lugar a Leonel Serrato.