Astrolabio

María Ruiz

Tras conocerse el costo real de 203 millones cinco mil 67 pesos por el contrato de arrendamiento de las patrullas para la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana, el regidor de Morena en el Cabildo capitalino, Alejandro Casillas Torres, informó que hasta este jueves no le ha sido entregado el documento que solicitó en la pasada sesión de Cabildo.

“El contrato de arrendamiento de las patrullas no ha sido entregado a mí en lo particular, y consta en acta de cabildo de la sesión del viernes 21 donde lo solicito y toda la información sobre este tema”, explicó.

Dentro de este tenor, mencionó que el Comité de Adquisiciones, que fue el encargado de realizar la contratación directa de Lumo Financiera del Centro S.A. de C.V. S.O.F.O.M, lo debió de conformar un representante del alcalde, el primer síndico, Víctor Salgado Delgadillo; el contralor interno, Ricardo Guevara Briones; el tesorero municipal, Arturo Jaimes Núñez; el oficial mayor, José Salvador Moreno Arellano; el coordinador de compras municipales y un representante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).

“Debe de haber también regidores obviamente, pero aún no tengo el dato de quiénes son. Este comité se integró antes de que yo entrara a la regiduría”, explicó.

Compartió, además, que se notaba resistencia y contradicciones referentes a la contratación, ya que primero se dijo que fue un concurso público y ahora se sabe que el proceso se realizó por adjudicación directa.

Respecto al historial de irregularidades que persigue a la empresa contratada para la licitación, Alejandro Casillas mencionó que de lo único que tiene conocimiento es que la empresa es “accionista de un vicecoordinador de campaña de Peña Nieto, ejemplo de un gobierno corrupto, no quiero pensar que se esté pagando algún favor o compromiso”.

Una situación que le consterna, pues refirió que en efecto, como lo dio a conocer Astrolabio Diario Digital, el costo por el arrendamiento del parque vehicular de seguridad “fue por de más excesivo”.

“La administración pasada pagó 112 millones por 210 vehículos, no solo patrullas, hubo pipas, grúas, camionetas, motocicletas y ambulancias y siempre se transparentó, siempre se mencionó que era un esquema de arrendamiento (contrato público DC/110/2019)”, aseveró.

Por otro lado, hizo hincapié sobre la rotulación de las patrullas, las cuales ya se encontraban listas con el nombre de la Secretaría sin siquiera haber pasado a voto en el pleno.

“Yo coincidí con la postura del regidor del PT, José Ángel Lara, que en sesión de cabildo hizo énfasis en este sentido, aún no se aprobaba la creación de la SSPC y las fotos de las patrullas ya circulaban en redes sociales. Ya estaban. También reconocer que está demás ese ‘juego de palabras’ con el cual se enfatizó la palabra compuesta ‘poliSía’, no me imagino nombrar así a la Guardia Nacional o al Ejército Mexicano. Debe de haber en todo momento un respeto a las instituciones de seguridad”, apuntó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
A+